Viaje a Portovenere y Cinque Terre con algunas fotos

Uno de los lugares más bonitos de Italia es la costa oriental de Liguria, en el noroeste del país. Muy cerca de Génova, entre ésta y La Spezia, en un lugar dominado por tonos verdes y azules sólo rotos, ocasionalmente, por los alegres colores de las casas abigarradas sobre acantilados, justo allí donde los Alpes se hunden en las profundidades del Mediterráneo, se encuentra el paraíso: Portovenere y Le Cinque Terre, declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO y Parco Nazionale por el Estado Italiano.

[Recuerda que las fotos pueden ampliarse haciendo click sobre ellas]


PORTOVENERE. Es un bellísimo pueblo de colores dominado por un castillo del S. XVI (Castello Doria) y flanqueado por una iglesia del Siglo XII (Chiesa de San Lorenzo). Se sitúa en un extremo del Golfo de los poetas, junto a un grupo de islotes. Portovenere estará para siempre íntimamente ligado a la figura del poeta gay, Lord Byron, quien escribió allí su famoso trabajo “Childe Harold”.

Un poco más al norte de esta ciudad comienzan LE CINQUE TERRE (cinco tierras). Es uno de los parajes más extraordinarios de Italia, sobre una cornisa de menos de veinte kilómetros que sobrevuela el Mediterráneo. Cinque Terre es abrupta en sus formas y suave en sus gentes que viven mirando el azul profundo del mar, desde el desafío de una situación geográfica vertiginosa pero privilegiada.

El paisaje se compone de acantilados que caen al mar y montañas cubiertas de viñedos, limoneros y olivares que si disponen en terrazas que logran, a su vez, atenuar la verticalidad. Antaño pueblos aislados de pescadores y agricultores, hoy Cinque Terre se dedica mayoritariamente al turismo, sin perder de vista su esencia característica. Vista desde el mar cuesta creer que entre las casas de sus pueblos, tan parecidos y diferentes a un tiempo, existan calles, plazoletas, y espacios abiertos.


RIOMAGGIORE. Es el primer pueblo si se llega desde La Spezia. Un tropel de casas que descienden por una torrentera, forman la calle principal dedicada a Cristóbal Colón. que quién sabe si estuvo aquí... Desde aquí se puede senderear hacia el Santuario della Madonna de Montenero donde se pueden disfrutar unas vistas espectaculares, o bien tomar el camino costero hacia Manarola.


MANAROLA. Es un precioso pueblo viticultor dominado por una iglesia del S. XIII y una torre de vigilancia del S. XIV. Vale la pena perderse por sus rincones descubriendo la esencia de este lugar o ascender a sus viñedos, donde uno puede hacerse a la idea de las duras condiciones en las que se trabaja estas tierras.

CORNIGLIA. Es el único de los pueblos que no dispone de embarcadero. Al caminar por sus calles y asomarte hacia las montañas se te olvida que el mar está justo bajando unas escaleras. Desde el mirador de Santa Maria se divisa toda la costa; y desde la plaza central hay buenas vistas del espectacular y antiquísimo sistema de agricultura en terrazas que la UNESCO protegió en 1996 por su singularidad.

Y dominando el paisaje de Corniglia, el campanario de San Bernardino...

VERNAZZA. Es quizá el más atractivo de los pueblos al contar con un castello del S. XI y una piazza y un paseo dispuestos frente al puerto. Tiendas, restaurantes y el permanente trasiego de turistas y residentes, llenan de ajetreo sus calles y rincones.




MONTEROSSO AL MARE. Es el mayor de los pueblos, y el más occidental. Cuenta con arquitectura modernista, playa (gris, de guijarros) y dos núcleos de población, uno más antiguo, con las típicas casas torre atravesadas por estrechos carruggi, pequeñas callejuelas medievales, y otro más turístico, dominado por la estatua de un gigantesco Neptuno, al final de la playa de Fegina.


Estas han sido parte de mis recientes vacaciones que quería compartir con vosotros.

15 Comentarios:

17 de abril de 2009, 18:13 Juan Carlos López dijo...

Otra joyita viajera. Dan ganas de salir corriendo a hacer la ruta.

Algunas fotos son impresionantes.

17 de abril de 2009, 21:40 Anónimo dijo...

Que fotos maravillosas, Santi. Con esos colores pastel parecen ciudades para enamorados. Que bonito sería pasearse por esas callejuelas estrechas escuchando los gritos de los simpáticos italianos del norte quejándose porque se les quema la pizza o charlando en animada tertulia ventana con ventana mientras cuelgan la colada dando a la calle. Ah!!! La vida es dulce como un amaretti.

17 de abril de 2009, 22:23 marqus dijo...

Menudo mono de Italia. Me gustan mucho las fotos. Te robaré algunas para guardarlas en mi rinconcito sobre Italia en el disco duro :P

Saludos

18 de abril de 2009, 9:44 Santi dijo...

Juan CArlos , entonces ¿te han gustado mis fotos? Marqus, toma las que quieras, por supuesto. ¡Son libres! Un abrazo y me hace mucha ilusión que te pases por aquí.

Querido "anónimo de La Salut". Lo de las sábanas en las calles a mí, personalmente, me encanta. Me viene a la memoria al Sr. Clos que trató de prohibir que los vecinos de BCN tendieran sus coladas en la calle, porque no quedaba ni bonic, ni modern, ni de vanguàrdia. ¿Qué tiempos los de Clos? ¿Cómo le irá en su embajada en Ankara?

18 de abril de 2009, 13:16 CARLOS dijo...

QUÉ GUAYS LAS FOTOS!!!

19 de abril de 2009, 10:37 Anónimo dijo...

hola santi, a ver si esta vez sale publicado mi comentario. Me encantaron las fotos y las descripciones que vas haciendo de cada sitio, coincido con anónimo, la vida es dulce como un amaretti. Un beso enorme!

19 de abril de 2009, 10:39 Anónimo dijo...

Santi, otra vez soy yo, Betty... me permite dejar los comentarios como "anónimo"... será que no le gusta mi nombre? jajjajaa besotes niño! (gracias a los dos por el huevo!)

19 de abril de 2009, 16:01 dj ratoli dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
19 de abril de 2009, 16:20 Sergio dijo...

hola por fin 5 minutos.que ganas tengo de ver TODAS las fotos!!!Que lugares tan especiales seguro que tienes monton de cosas que contar. Pudistever lo que te comenté???

19 de abril de 2009, 23:01 Kir dijo...

Boooh!, si ye el primero ye igual que el mi pueblo, pero con más colorinos y te quedaba más cerca.XD XD. Nah, en serio, me cunden los pueblinos, son super happys :D. Aumque ¿No fue un poco extresante ver tantas cosas en tan poco tiempo?.Algún día de mi vida tendré que ir a verlos. :D

20 de abril de 2009, 1:00 Pharpe dijo...

No conozco esta zona de Italia, pero como dice Juan Carlos López dan ganas de visitarlo ahora mismo ;)

20 de abril de 2009, 12:36 Markos dijo...

Que atmósfera tan íntima se pueden sacar de esos pueblecitos. Las fotos son espectaculares, tanta piedra me resulta atractívamente anacrónico.
Salu2

20 de abril de 2009, 13:40 Santi dijo...

Gracias por los comentarios sobre las fotos. La verdad es que noe ra difícil que alguna me saliera bien... 1000 fotos en 5 días incrementa las posibilidades... Uy kir, eso digo yo siempre, demasiadas cosas en tan poco tiempo. Tengo ganas de hacer unas vacaciones en las que me quede en un sitio del que no me mueva al menos en una semanilla...

17 de julio de 2010, 5:14 Anónimo dijo...

todo este año, he estado viviendo en florencia, y debo decir que cinque terre, es posiblemente lo más hermoso que he visto jamás. mi recomendación, ya que he ido en varias épocas, es ir en primavera, cuando quizá no se pueda ver tanto sol como en las fotos, pero sí se puede admirar la belleza de las ciudades y paisajes en todo su explendor, es increíble, de verdad.