El ojo de Dios y el ojo del Hombre.

Recuerdo que cuando era pequeño proliferaban aquellas imágenes de un OJO vigilante, controlador, castigador, fulminador y en cierto modo, vengativo. Más mayor he descubierto como ese OJO siempre acaba por mirar hacia otro lado cuando la situación se tuerce; además, por lo general, el lugar donde se fija suele ser el mismo ombligo de aquellos a los que sirve.

También recuerdo que cuando era pequeño me asaltaba la imagen de otro ojo, (en realidad eran muchos) que se abría ante las maravillas de este mundo, brillando con el entendimiento, la cultura, la ética o las simples cosas bien hechas y humedeciéndose ante cualquier escena de amor de las que muchas que puedes encontrarte en esta vida. Más mayor he descubierto que este ojo (en realidad son muchos) suele ser más bien pasivo, de tendencia garrula, inculto, amoral, se humedece más con el dolor, el sufrimiento y la agonía, y puede convertirse en un feroz enemigo para sus propios congéneres y aquellos que junto a él, comparten la vida de este planeta.

Hoy podría decirse que he madurado. Con una Fe aún escondida en mis entrañas, puedo decir que creo en un Ser Superior a mí. Uno que tal vez esté ahí, velando, sin estar controlando, que es comprensivo y didáctico y que, paso a paso, un día a la vez, me insufla el deseo de aprender y de querer SER una persona mejor. Un Ser Superior que se asemeja mucho más a aquella esperanza en el ser humano que tenía cuando era aquel ser menudo que constantemente se maravillaba. Su símbolo bien podría ser el de la fotografía:

En definitiva, algo que nunca pudieron enseñarme en una Catequesis.

Para informarte sobre la Apostasía clica en este enlace: www.apostasia.es

19 Comentarios:

15 de julio de 2009, 20:53 Juan dijo...

Perdóname pero no entiendo aunque respeto ese afán por creer en un ser superior que vele, que sea didáctico, que quiera... Que conste que no es ningún reproche, me parece perfecto.

15 de julio de 2009, 22:12 Jose dijo...

Bueno, dichoso tu que tienes la fe que a mi me falta. Hace tiempo que deje de creer en la existencia de algo superior a nosotros y mucho menos en un ser superior bondadoso.

El ojo primero, es la nebulosa anular de Lyra, lo que pasa es que la Iglesia no pierde una para apuntarse un tanto.

Saludos desde el sur para ti y tambien para Juan, que llegó antes.

15 de julio de 2009, 22:29 PROGRESSISME dijo...

Es bonito creer en las cosas, también en esas que no se ven ni se pueden palpar. Claro está, jamás impuniendo nuestras creencias como a veces la religión católica ha dicho.

Yo creo en ese ser superior que, como bien dices, no es vengativo, ni repudia a las personas homosexuales ni a los socialistas, ni a las personas que abortan en plena libertad... es un ser que no va mal que se disfrute responsablemente del sexo... es un Dios bondadoso y bueno que cree en las personas.

Cada día me encuentro más cómodo en este blog y, me encanta ser seguidor del mismo. Ahora ya estás enlazado a mi blog, a PROGRESSISME. jejeje


SALUDOS

15 de julio de 2009, 23:52 Santi dijo...

Jaja, Jose pues claro que es la nebulosa de Lyra. Salió hace unas semanas en todos los periódicos. Es una pasada. Lo que no entiendo es lo de la Iglesia. O sea, ¿dices que la Iglesia se ha apropiado de esta caprichosa imagen del Universo? Jajaja, pues qué penica dan. Desde luego del LO que hablo no tiene nada que ver ni con el Dios del Levítico, ni con el el Deuteronomio. Ea!

Juan, yo culturalmente me siento cristiano, aunque más cercano al Luteranismo. Hoy por hoy, si tuviera que elegir una religión sería la Jedi (te sorprenderías de cuantos seguidores tiene); sin emabrgo, lo que aquí digo tiene que ver con algo estrictamente personal. Cuando uno tiene 15 años y se siente sólo, vamos, un bicho raro que no consigue hablar con nadie de algo que le ocurre y que está alteando toda su personalidad, a menudo presta más atención a ciertas cosas y encuentra cierta esperanza en algo más allá que le impide caer en un agujero. Algunos le llaman casualidad, otros destino, otros Alá, otros ni se dan cuenta. Yo le he llamado así. Sería algo largo de explicar...

@ Progressisme, decirte que me alegro de ir coincidiendo en estas cosas y por lo que escribes aqui y en tu blog en más de una. ¡¡Gracias 1000 por enlazar el blog!! Un besote.

16 de julio de 2009, 0:40 Clara dijo...

Esa especie de ojo,repetido en muchas religiones me recuerda a momentos de la niñez,en las dificultades,temores,ensoñaciones,etc.Ahí estaba el ojo. Te visitaré

16 de julio de 2009, 8:38 Sílvia dijo...

Comparto tu certeza, Santi. No tanto la fe en un ser superior (alguien que está por encima de nosotros) si no en una tendencia al equilibrio en el universo, una especie de armonía interna entre todas las cosas. Algo que fluye de dentro a fuera, no una especie de titiritero gigante que vela por sus criaturas ... ay, me explico fatal. Tengo un post antiguo sobre el tema. Se llama revelación, échale un vistazo si te apetece. Ya sé que está feo autocitarse, pero lo expresa mejor de lo que estoy haciendo hoy. Besos desde la jaula dorada.(y felicidades con retraso)

16 de julio de 2009, 11:40 Juanjo dijo...

Yo también creo en un Dios, pero no necesariamente tal cual nos lo vende la Iglesia.

No creo (como dice David) que dios repudiara a homosexuales, socialistas, etc.

Dios debe ser amor, sólo puedo creer en un Dios así.

Un abrazo Santi.

16 de julio de 2009, 12:14 Francisco Galván dijo...

Ay, Santi, ese ser superior que te insufla ganas de vivir cada día lo llevas dentro de ti, eres tu mismo.
Yo no creo en dioses ni vidas eternas, no creo que seamos diferentes al chihuahua de markos. Pero respeto a quien lo cree.
A quien no respeto es a aquel o aquellos que abusan de estas creencias y utilizandolas (como hace la Iglesia) quiere imponer su moral y su forma de entender la vida. En realidad solo quieren controlr porque no tienen ni puta idea de cómo es la vida, ni las relaciones humanas.

16 de julio de 2009, 13:30 Santi dijo...

@ Francisco: hablando de Markos te iba a contestar allí pero el puto IE no me ha dejado insertar el comentario que te contestaba acerca del Dios velador y todo eso jaja, pero ya te lo digo ahora. Supongo que te acercas más a la realidad que yo, pero es que a mí lo místico me tira mucho. Es algo como lo que dice Sílvia en su comentario y la verdad, difícil de explicar. Creo que las crrencias y la Fe son complicadas. Cuando no lo son es cuando hay que preocuparse, como es el caso de los del chiringuito Vaticano.

Desde luego, como dice Clara a quien saludo!!! (Gracias por tu comentario), "los ojos" de nuestra infancia no han hecho otra cosa que tocarnos las narices, incluidos los de los billetes (que también los hay). Por cierto, el único ojo que recuerdo con humor es el de -oh dios mío- de "El Jueves".

Ay Juanjo si todos creyéramos en ese dios ahora no habría multimillonarios, desigualdades... ¿Serán Marx y Engels sus profetas? ¿Te imaginas analizar "El Capital" desde un punto de vista teológico?

16 de julio de 2009, 14:35 Markos dijo...

Me gusta como lo has contado. Y las comparaciones te han salido muy bonitas. Me he acordado de aquello que nos contaban en el instituto de que la percepción nos lleva a identificar los patrones que ya conocemos (ojo) con cosas que se puedan asemejar y si falta algo lo pone el cerebro de regalo para que se termine de parecer.

La verdad es que te mereces que haya ese ser que te conforte.

Yo no tengo esa necesidad, quizás por eso me merezca que no exista.

Un abrazo

16 de julio de 2009, 18:02 marqus dijo...

¿Semana de reflexión? ;)

Yo hace tiempo que dejé de creer en seres superiores, y sobre todo en seres que, por alguna razón, se creen todavía superiores a aquellos, hasta el punto de crear la necesidad de llevarles los papeles en tierra, pero en esto último estamos de acuerdo muchos por aquí.

Estoy totalmente con lo que dice Francisco, palabra por palabra.

Besos!

17 de julio de 2009, 10:44 Markos dijo...

(off topic)
Ei Paco! Siento contradecirte, pero sí que somos diferentes de mi chihuahua. Él sí que es superior a todos, no veas como vive el jodío :-D
Lo triste es que él sí que me mira a mi como si fuera un ser superior :'(
Salu2

18 de julio de 2009, 14:17 CARLOS dijo...

APOSTASÍA YA PARA TODOS, SIN BARRERAS!!!

18 de julio de 2009, 17:29 CARLOS dijo...

EL OJO DE DIOS!!! EL OJO QUE TODO LO VE!!! no quiero ser grosero, pero se me ocurre a mi un ojo que poco ve... JAJAJA

19 de julio de 2009, 22:09 Anna dijo...

Yo creo en las personas... cierto es cada vez me decepcionan más... pero también es cierto que aquellas que me sorprenden positivamente lo hacen de tal manera que nublan por completo a las que me decepcionan...

Besos.

21 de julio de 2009, 9:56 Juan Carlos López dijo...

Hoy va de metonimias.

¿Una inteligencia o sensibilidad superior, pero inoperante, más allá del velar y del insuflar buenos deseos? No sé. Supongo que algo así puede confortar, pero no de manera absoluta si lo piensas.

He leído que has cumplido años. Así que ya eres un poco más mayor. Fuera de bromas o correcciones lingüísticas: felicidades.

21 de julio de 2009, 16:58 Pharpe dijo...

Quizás exista o no Dios, pero la gente debería de tratar de ser buena independientemente de que crea o no en Dios, y si existe debería ser un ente que velara por el mundo y que no permitiera tantas injusticias, tal vez, pero bueno no tengo yo muy claro que exista o no.

Saludos

3 de octubre de 2009, 7:50 marga dijo...

tengo una idea de dios muy parecida a la tuya

siempre lo cuento en mi blog

besos!

15 de abril de 2011, 4:18 Maximiliano dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=Ucykcoh3BqM