La Ciudad Perdida de Nivorg

Nivorg LGBT

Shangay Lily nos ha dejado

Shangay nos ha dejado. Decir por aquí lo que me afecta o deja de afectarme podría resultar snob y hasta ridículo, una obscenidad más en los tiempos de la exhibición injustificada, de no ser porque fue en este espacio donde nos conocimos: nuestros blogs, nuestras causas, nuestras batallas, nuestras llamadas a deshoras. Fueron años bonitos que a veces echo de menos.

No puedo evitar llorar de rabia, de pena o de qué sé yo. Aun así tengo la certeza que a un tío como ella le gustaría que hoy la recordásemos brindando a su salud. Con alegría. Con desenfreno. O mucho, pero que mucho mejor, follando con un chulazo a lo grande. Porque la vida es maravillosa aunque hoy lo sea un poco menos.

Querida Enrique, te echaremos mucho de menos. Descansa (o líala) con Nemat y todos los que te están esperando en tu fiesta de bienvenida. Y festejad a la salud de los que nos quedamos aquí, un poco más huérfanos que ayer.

Nivorg.

Catalunya tras el 27S Algunas verdades como puños


Por fin el 100% del escrutinio del 27S. Parece que en mi pueblo, L'Hospitalet de Llobregat, no terminaban de acabar... En total han sido 4.115.807 votos (77,44%). Ha votado hasta el Tato. El poco más de 20% que no fue estaría ocupado en sus quehaceres, como lo estuvo en los últimos 37 años de democracia, si es que había nacido o tenía derecho a voto ya por aquel entonces. Os dejo a continuación algunas de mis reflexiones (verdades como puños) personales sobre lo visto ayer:


1) La independencia catalana sube en votos y en escaños. En el 9N (consulta de Noviembre 2014) los partidarios del "Sí - Sí" obtuvieron 1.890.000 votos. En el 27S han sido 1.957.000 votos. Resta ambas cifras y obtendrás 67.000 votos más. Así de simple. Sí, es verdad que en el 9N votaban menores de 18 (desde 16 años) y hasta comunitarios indocumentados (incluso algún húngaro se coló seguro), pero date cuenta que eso aún refuerza más la subida en votos de las candidaturas pro-independencia. 

El independentismo tampoco ha perdido escaños, sino al contrario. Recordemos que Unió nunca fue un partido independentista y de los 50 diputats que tenía CiU en 2012, 13 eran de Unió, partido escindido de la coalición y dividido en dos en este año 2015. Así, aplicando la lógica, los diputats independentistas en la legislatura 2012-2015 fueron 66 (37 Convergència + 21 ERC + 3 CUP + 5 diputats de Unió que se han integrado en “Demòcrates pel Sí”). En el 27S se ha pasado a 72. Resta ambas cifras y obtendrás 6 diputats más. Ya sabemos que tras unas elecciones quien no se conforma es porque no quiere, pero en este caso los números hablan por sí mismos. El soberanismo independentista no ha ganado el plebiscito pero tiene cuerda para rato. El separatismo os seguirá persiguiendo en vuestras peores pesadillas; no durmáis, Freddy siempre vuelve.


2) El Independentismo aún no ha tocado techo. De entre los votantes de la desaparecida Unió y de "Catalunya Sí que es pot" hay muchos que pueden oscilar en el futuro hacia el independentismo (o no). Entre sus electores encontramos a muchos de los que acudieron a votar el 9N y lo hicieron por la opción “Sí - No” o “Sí - en Blanco” o “altres aportacions” (327.000 personas); y vaticino que si la cerrazón política del centro sigue, esto pasará; o si C’s y PP pactan en diciembre un gobierno estatal, esto pasará; o si todo sigue igual, esto pasará. No hace falta tener bola de cristal, pasará y punto. Es lo que viene ocurriendo desde 2006: un lento goteo constante y discreto hacia posturas soberanistas. Pero ahora ya no queda mucho para “sorpassar” ese límite del 50% (apenas un 2,2%, unos 60000 votos más en condiciones de máxima movilización electoral como la de ayer). El cabreo general y el relevo generacional harán el resto. Pasará. 


3) Y quizá encontremos el 2,2% de votos que faltan en el cajón de Duran i Lleida. Porque vamos a ver: ¿Duran ha suicidado a Unió o era todo un cálculo estratégico? Pues parece fácil llegar a la conclusión que la aventura suicida de Unió (els del seny) hacia ninguna parte estaba bien sopesada. El 2,50% de los votos que ha obtenido Unió es justo lo que le ha faltado al bloque soberanista para lograr la mayoría absoluta en votos. ¡Buen trabajo! Evidentemente Unió no se hubiera metido en esta ruinosa empresa que les habrá dejado una deuda considerable si no tuvieran las espaldas bien cubiertas por relevantes mecenas que les han inyectado los fondos y avales necesarios para dar el salto al vacío. Se me ocurren, a bote pronto, una retahíla de declaraciones de entidades financieras, manifestaciones de destacados empresarios o encendidas aclamaciones de medios de comunicación que hemos oído durante la campaña, todas ellas calcadas al programa de Unió. Para saber todos los nombres de estos mecenas habría que tener la lista de invitados de las famosas reuniones conspirativas del Sr. Godó, dueño de La Vanguardia. El verdadero artífice del "logro" de la unidad de España es el señor Durán (que ha dado una nueva acepción a la palabra butifler) y no Albert Rivera, este último, siempre dispuesto a ponerse una medalla donde otros, mucho antes que él, ya se han dejado la piel. Queda por saber cuál será el futuro político de Durán. Lo veo en la embajada de España en Ankara, como en su día estuvo Joan Clos. Si tuviéramos suerte igual lo destinaban a Damasco…


4) Podemos y Pablo Iglesias, de tumba política nada de nada. Mucho, muchísimo del voto de CUP y de otras opciones irá a “Catalunya sí que es pot” en las Generales (Estatales) de diciembre. Lo de los trasvases de voto de unas elecciones a otras es una realidad del sistema político catalán. No hay más que ver el apoyo que tuvo Ada Colau en Barcelona y que no tuvo después Lluís Rabell. Quien no entienda esto es que no tiene ni idea de política catalana. De Podemos esperaría que fuera fiel a sus principios y si es cierto que para ellos Catalunya es una Nación y quieren un referéndum para resolver la cuestión, pues que lo demuestren rápidamente y sin ambages. Eso sí, si es que logran gobernar o alcanzar algún pacto con el PSOE, claro. El batacazo electoral que se han dado es fruto de plantear unas elecciones en un escenario de 2012, superado hace ya una eternidad. Catalunya cambia deprisa y un año puede equivaler a un lustro en Soria o en Ribadeo. Muchos catalanes hemos agotado la paciencia y muchos federalistas hemos evolucionado a ritmos agigantados. Que me pregunten a mí hace cinco años si pensaba que iba a aparecer en Facebook con una estelada, me hubiera mondado de la risa. La postura pactista-reformista de IC, EUA y Podemos llega tarde, o quizá demasiado pronto y no estamos aún preparados. Esto cambia tan deprisa que nunca se sabe y si el escenario a enero 2016 tiene a Podemos como fuerza decisoria en Madrid, se habrá demostrado que son unos verdaderos cracks de la politología. Entonces me quitaré el sombrero y esperaré a que inicien las reformas que lleven a dotarnos de mayor financiación, pleno control de la política cultural y reconocimiento de Nación, reformas todas ellas que confío en que se plasmen antes incluso del referéndum prometido.


5) Ha nacido un nuevo "Mesías". Se llama Alberto Rivera y actualmente es mi vecino, de aquí mismo, de l’Hospitalet de Llobregat (Hospitalé según nuestro dialecto local) aunque suele estar en todas partes, un don, este, el de la ubicuidad, propio de su rango mesiánico. Albert, que en realidad siempre ha sido Alberto (sobre todo en aquella época en que saludaba a la romana), representa todo lo que siempre quisiste oír y no te atreviste a pedir a los Reyes Magos. Que tienes aversión por los extracomunitarios, él tiene una solución para tu beca o tu negocio que pasa por meterlos en un avión sin piloto si se tercia. Que eres de izquierdas, pues él más que Marx, Engels y Rosa Luxemburgo. Que eres de derechas, pues él es tu nuevo guía, más moderno, joven, guapo y eficaz que ninguno. Que estás harto de corrupción, pues él limpiará a España de ladrones, enviándolos, por ejemplo, de asesores a Bruselas como hizo con Jordi Cañas, anterior número 2 del partido al que seguro que conocerás por sus fotos exhibiéndose junto a símbolos franquistas, o si eres catalán por sus salidas de tono. Que quieres regeneración democrática (la famosa palabra tan manida por ellos), pues él te ofrecerá un surtido de listas aquí y allá llenas de ex imputados y tránsfugas de PSOE, PP y UPyD. Que piensas que Rosa Díez está caduca y amortizada, pues él se teñirá de rubio y se pondrá gafas de presbicia y ya está, lo mismo que la Díez pero aún más guapa y moderna (al estilo after) Que hay que decir que han ganado las elecciones aunque sólo hayan sacado un 17% de los votos, pues se dice y se repite, hasta que nos cale y nos salga su euforia por los poros (subidón, subidón). Que no quieres votar un partido populista de manual como C’s, pues entonces te dirá que los populistas son los de Podemos.



Rivera y C’s son la alternativa perfecta para los qualunquistas de turno; o para las Jeniffers, Nereas, Joses y Kevins de extrarradio de cualquier ciudad catalana; o para los abuelos que ven la tele los sábados donde parece que Rivera y los miembros de su partido, plataforma o club opusino (ya me pierdo) están abonados desde hace meses; o para los jóvenes idiotas (en el sentido etimológico de la palabra) que no saben distinguir lo que es izquierda de lo que es derecha (esos son argumentos del pasado); o para los rebotados de la vida cuya fortuna, o el funesto hado, les llevó a vivir en Catalunya, tierra que por cierto no les ha regalado nada porque ellos se han hecho a sí mismos (no te jode, pues como todos. ¿O es que ahora regalan coches por ser catalán?); es también la alternativa para los que van de limpios y critican al resto mientras intentan estafar al fisco todo lo que pueden (claro que estos son pequeños hurtos que por supuesto no son robos, como los de los políticos que son todos unos chorizos y deben ser regenerados) Sí, nos ha nacido un Mesías de entre nuestra propia mierda, justo ahí. Un Mesías fruto de la prepotencia de unos y del qualunquismo de otros. Esperamos su luz reveladora muy pronto, seguramente en enero 2016, cuando podrá aleccionarnos con su “nuevo” modelo constitucional que implica, entre otras cosas, que todos seamos iguales con los mismos derechos y obligaciones, un mensaje neutral e impoluto, cargado de buenísimas intenciones para la regeneración de España. ¿Cómo no se nos había ocurrido antes? Rivera y los suyos quieren arreglar el problema de España, que va camino de cumplir 400 años, más o menos con el ascenso del Conde-Duque de Olivares, pasando por el túrmix cualquier diferencia cultural, social y Nacional. Obviamente su plan no tiene por objetivo ser aplicado, salvo por los tanques claro. Sólo pretende que tú, que vives en Huelva, Soria o Salamanca y no sueles venir por aquí, les votes, para que ellos que dicen vivir en Hospitalet, pero en realidad viven muy bien, tengan el poder o lo compartan con el PP.


6) El PP toca suelo en Catalunya. Ojo porque de aquí no creo que banjen más, tranquilo José Mari. Me gusta, sí, pero no me engaño. La alternativa es mucho peor. El PP ha hecho un cálculo aún más sopesado que los de Durán y Godó. Saben que pueden gobernar España sin Catalunya y han sacrificado el asunto catalán para cosechar votos en Málaga, Palencia o Alcantarilla. Como ha pasado con otros partidos este es un planteamiento antiguo, de 2012. De antes del 15-M. Aún más, incluso diría que de 2006 o 2010, de más o menos cuando torpedearon el Estatut a base de firmas y recursos al TC. El PP ha cometido su penúltimo error. Las elecciones de diciembre 2015 le quitarán la mayoría absoluta. El Mesías puede que lo arregle todo, o puede que no, solo él y Jordi Hurtado (que es pasado, presente y futuro) pueden saberlo. En todo caso, una comunión de intereses con C’s puede que les ahorre el mal trago de tener que dejar el poder, pero el nuevo matrimonio va a tener un percance: los ciudadanos catalanes les vamos a regalar en su boda una bonita DUI servida en bandeja de plata: 60000 votos nos separan de ella y con cuatro o cinco declaraciones de Mariano, Arrimadas, Rivera y un par de sentencias más lo tenemos hecho. Seguid así, por favor, y recordad que a muchos ciudadanos catalanes se nos ha acabado la paciencia. 

Y es que Catalunya no se acaba donde viene el el mar, ¡qué va! hay barcas pa' seguir... 


PD. Sé que me he dejado un partido. A su lider, por el aprecio que le tuve y sabiendo que la música es su pasión le dedico esta canción. Va por ti, Miquel para que no te escondas y sigas dándonoslo todo