California vuelve a decir NO al matrimonio del mismo sexo

Se confirmaron los peores pronósticos: La Corte Suprema de California ha considerado válida, por 6 votos contra 1, la enmienda constitucional que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo en dicho estado, aprobada el pasado noviembre en referéndum por un 52% de los votos frente a un 48%. Eso sí, la Corte mantiene por unanimidad la validez de los aproximadamente 18.000 matrimonios ya celebrados (celebrados antes del referéndum). Sigue leyendo la noticia aquí: Noticia en dos manzanas.com; y para seguirle el rastro a esta epopeya podéis ir a este enlace: Continúa la lucha por el matrimonio gay en California y luego a los enlacesque se relacionan en esa misma entrada.


El fragmento extraído de Dos Manzanas viene a referirse a lo que a mi juicio es un decepcionante varapalo contra la consecución de derechos sociales en EEUU. La Corte Suprema de California hace hincapié con esta sentencia en dos puntos clave:


1. Que el matrimonio del mismo sexo, el matrimonio gay y lesbiano, no es un derecho subjetivo (es decir, por subjetivo entiendo lo que es propio de un sujeto, en el caso de una persona, nos estaría marcando de lo que le pertenece como ser humano) como sí en cambio lo es, por ejemplo, la libertad de expresión cuya protección jurídica prevalece sobre mayorías coyunturales. Esto significa que el matrimonio del mismo sexo, la familia legalmente reconocida de dos gays, o de dos lesbianas, se deja al arbitrio de cualquier mayoría coyuntural que se forme. O lo que es lo mismo, si quieres que se apruebe el matrimonio deberás ganar un referéndum. Esa es la idea que la Corte Suprema de California ha interpretado de los derechos sociales de una minoría, la homosexual. Así pues, se abre la puerta a un carrusel de referéndums en los próximos meses...


2. En segundo lugar, es una sentencia esquizofrénica, pues acepta la validez de 18.000 matrimonios que se celebraron entre mayo y noviembre de 2008, mientras que cierra la puerta a nuevos matrimonios hasta que, claro está, una nueva mayoría de electores decida lo contrario. Es decir, se crea una desigualdad entre los desiguales: aquellos que pudieron ejercer su derecho (y que lo disfrutarán mientras dure su contrato matrimonial -lo perderán si se divorcian-); y aquellos otros que no podrán ejercerlo (inicialmente nunca). Esta opción intermedia por la que se han decantado los magistrados californianos, es probablemente la más problemática desde el punto de vista jurídico, porque en definitiva han establecido una discriminación evidente y grave. ¿Os imagináis que aquí pasara una cosa similar si el PP ganase las elecciones? Suerte tenemos que el debate quedó circunscrito al concepto de matrimonio y no al derecho en sí, porque éstos aprenden rápido... Al tiempo...


Así, aunque el planteamiento realizado por quienes se oponen a la proposición homófoba había sido bastante acertado, pues lo que se votó en noviembre de 2008 en California, la maldita proposición 8, alteraba la igualdad de derechos de un grupo determinado, y eso sería inconstitucional y además, la decisión no olvidemos que se tomó por un margen bastante estrecho (algo que justificaría que al igual que muchos ciudadanos votaron a favor de la proposición 8, un número casi equivalente lo hizo en contra, por lo que el argumento de apoyo o rechazo ciudadano queda al menos matizado), la Corte Suprema ha considerado que eso no tiene el suficiente peso como para sentenciar en contra de un resultado de un referéndum que revocó un derecho social a una minoría.


En fin, mala cosa si los derechos sociales de las minorías de un país se dejan en manos de las mayorías coyunturales y locales. Claro que esa es la tónica general en cada rincón de este planeta, que para otras cosas es muy de globalizar. La verdad, no sé de qué me sorprendo. Me he dado cuenta que pese a mi característico pesimismo (realismo), a veces peco de inocente. Y con este tema he vuelto a caer. Convencido estaba que el Tribunal Supremo de California no podría sustraerse de las corrientes actuales, de las cosas que están cambiando en Estados Unidos, y muchas precisamente por la acción de los tribunales. Esto me hacía concebir muchas esperanzas. Pero se me olvidaba que en EEUU cada Estado puede funcionar como un compartimento estanco, al fin y al cabo, es un Estado Federal, y los matrimonios son competencia de los Estados. Para que al nivel Federal se pudiera hacer algo al respecto, por ejemplo, presentar una demanda al Tribunal Supremo, haría falta que el número de estados que tuvieran aprobadas leyes de matrimonio del mismo sexo fuesen bastantes (por el momento, tan sólo 5, en espera de New Hampshire). Sólo si se diera un número suficiente de Estados con esa Ley aprobada, los grupos LGBT y las organizaciones pro-derechos podrían fundar una bella demanda.


No sé, quizá algún día se consiga. Por el momento, sólo me queda decir que desde aquí me solidarizo con los afectados californianos que, por cierto, cuentan con una red de grupos y colectivos envidiable que ha luchado en el pasado y seguirá luchando en el futuro por éste y por otros temas que afecten a los derechos de gays, lesbianas y transexuales. ¡Qué sana envidia! Si contáramos en Europa con esta movilización, no tendríamos que ver cosas como las que recientemente hemos visto en Moscú, Bucarest o las mil y una salidas de tono de Berlusconi y Benito XVI.

22 Comentarios:

27 de mayo de 2009, 17:20 Juanjo dijo...

Una lástima que no hayan aprovechado para dar un paso hacia el progreso y la igualdad de derechos.

En fin...

27 de mayo de 2009, 17:20 Juanjo dijo...

Por cierto, que sigan yendo bien los exámenes...

27 de mayo de 2009, 17:38 Markos dijo...

A mi me parece una involución demencial.
Lo que estaría muy bien es que se llegara a votar lo contrario. Es decir, anular los matrimonios entre personas de distinto sexo. ¿Cuántas firmas hacen falta para promoverlo?
Salu2

27 de mayo de 2009, 18:13 Santi dijo...

Pues sí, una involución y un paso atrás. Y gordo. Ui, eso de la abolición del matrimonio sí sería bueno, Marcos... Pero entonces, ¿qué les quedaría a aquellos que viven de toda la parafernalia matrimonial-tradicional-heterosexual? O sea, Iglesia, Estado, curas, Ayuntamientos ¿dije ya Iglesia? Etc.

27 de mayo de 2009, 18:24 Markos dijo...

Ejem a todos esos les diría
Que coman piedras del río...así no estarían tan gordos los tíos jodíos :-D
Salu2

27 de mayo de 2009, 20:12 Froilán de Lózar dijo...

Santi, es todo una injusticia, pero como bien apuntas, eso se hace llaga cuando la resolución recae en las partes afectadas. Y vaya maremagnum: hoy sí, mañana no; hoy vale, mañana ya veremos...
Por cierto, algo has hecho que tarda menos en cargar el blog, ahora te queda mejor. Un saludo

27 de mayo de 2009, 21:08 Kir dijo...

:( Vaya jarro de agua fría. Tanta expectación para nada :(
De verdad, ¿Qué carajos les importa? ¿Que van a tener que pagar la boda? ¿Les van a recortar el sueldo?¿Van a pagar más impuestos? No ¿Entonces, por qué tantas ganas de tocar las narices?

*El gran consejo de sabios resopla.

27 de mayo de 2009, 22:04 Juan Carlos López dijo...

Hay que solidarizarse.

Estados Unidos es un mar con barcos de todos los colores.

Con respecto a lo que dice Markos, es de recordar que Franco anuló los divorcios y matrimonios civiles efectuados durante la República.

27 de mayo de 2009, 22:30 marqus dijo...

Muy buen análisis de la situación, como siempre.

¿Cuándo se decide lo de New Hampshire? Si no recuerdo mal dependía del gobernador.

Sobre lo que dice Juan Carlos estuve buscando hace tiempo algo de información por Internet que le pudiera servir a un conocido que está escribiendo una novela pero no encontré gran cosa. Debe de ser muy duro vivir situaciones así.

Un abrazo :)

28 de mayo de 2009, 1:53 ANITA dijo...

Me parece indignante que se de marcha atrás a algo que en su día se aprobó. Vi la noticia y me quede sorprendida. Hay algo que tengo dudas. Me pareció entender que los matrimonios ya celebrados siguen siendo legales ¿o no ?
Porque tanto una cosa como otra es igual de irrazonable.
Un beso Santi

28 de mayo de 2009, 9:20 Silvia dijo...

Ir hacia atrás en lo que se refiere a derechos es siempre negativo. Yo viví unos años en California y me sorprendió positivamente el avance en la libertad que muestran con respecto a los homosexuales, al menos en San Francisco, en comparación con España. Y es por ello que me parece aún más curioso que no les permitan casarse y aquí sí. Vaya contradictorios que somos los seres humanos...

28 de mayo de 2009, 9:56 Markos dijo...

@Juan Carlos
Pero lo Franco no fue muy democrático no?
También anuló la emisión de dinero del Banco de España (el legítimo), las escrituras de las propiedades que le dio la gana, en fin.

Lo que no anuló fueron los mismos actos que llevaban la firma de un cura, ya fuera en España o en la parte sublevada; que cachondo el dictador paco paco paco (ritmo beyoncé-encarnitapolo)

Salu2

28 de mayo de 2009, 10:20 Santi dijo...

Hola a todos.

Regreso de mi autocensura impuesta al Blog por motivos de estudio bufffffff… ya queda menos (lo cual a estas alturas es más malo que bueno…)

Pues sí, lo de California es un poco esquizofrénico en sí mismo, como decís muchos: Froilán, Anita o Kir: ahora sí, ahora no... Lo peor de esta historia es como dice Anita que a 36.000 personas les mantengan un derecho (algo muy positivo) que el resto no podrá tener (algo nefasto) Me imagino una situación ridícula del estilo en que a mi vecino le hubiera tocado casarse y a mí, que vivo en la puerta de al lado, no se me permitiese. Aunque la situación jurídica de los 18.000 matrimonios respetados no sé yo si podría convertirse en un nuevo elemento discriminatorio que sirviera para elevar otra nueva demanda esta vez al Tribunal Supremo de EEUU, quizá los propios magistrados de la Corte de California han visto esta posibilidad y por eso han favorecido esta situación jurídica un tanto extraña a modo de Caballo de Troya contra la legislación vigente.

No sé, desde luego si hay algún resquicio legal por el que se pueda meter baza no me cabe duda que los colectivos LGBT californianos lo van a intentar explotar. Pues menudos son.

Os dejo este interesante enlace sobre el tema y las primeras reacciones que ha suscitado en EEUU enlace

De lo que dices Marqus de New Hampshire, lo último que sé es
esto, es decir, que de momento el tema está en el aire, y eso que el gobernador es progresista, perdón, demócrata. O sea que ya veremos...

Pd. Mientras escribía esto he visto tu comentario. Bienvenida. Qué suerte haber vivido en San Francisco... Yo creo que esa ciudad es más una isla de convivencia y progresismo. El problema es que California es en esencia un Estado conservador, al menos en algunos condados. ¿Viste “Mi nombre es Harvey Milk”? A mí me encantó. Un abrazo.

28 de mayo de 2009, 11:07 Sergio dijo...

Hola Santi, el error de concepto es creer que un país como los EEUU es un todo único sólo porque se agrupan (en catarsis) al rededor de ciertos elementos comunes (ej. la bandera). Sin embargo, siguen siendo una gran agrupación de 50 estados con legislaciones distintas para todo, pensamientos distintos, etc. Con esto lo que quiero decirte es que no procede tu pesimismo; un fracaso no es significativo. Más de el 10% de los EEUU ya han aprobado el matrimonio gay ¿Cómo se traduce eso en porcentaje dentro de la UE? Y esto sólo acaba de empezar. Además California es tan multipolar en todos sus aspectos que sólo es cuestión de esperar (a pesar de las resoluciones judiciales, atadas 100% al color del gobernador) lo cierto es que los resultados en urnas son ajustadisimos como tu bien dices 48/52

28 de mayo de 2009, 11:08 Sergio dijo...

joer escribo con el culo

28 de mayo de 2009, 12:37 Francisco Galván dijo...

Ya se sabe lo que hay. Los yanquis son "asín". La culpa, como casi siempre, es de esa religión alienante que tenemos casi todos. En el caso de los yanquis se le suma la conciencia hipocritona que les permite montar en cólera por un pseudopezón que aparece en la tele (no se llegó a ver el de la Jackson porque estaba tapado) y al mismo tiempo ser los principales productores de pornografia. No me estraña que de vez en cuando a algunos de elos les estalle el cerebro y se lien a tiros porque sí.

En cuanto a España, no te preocupes, tenemos la derecha más fecha de Europa pero también la más acojonada. No tendrían huevos de cambiar la ley

28 de mayo de 2009, 13:02 Sergio dijo...

Francisco, ¿generalizas? o son "asin" sus políticos?
yo creo que solo los póliticos, pero igual que los europeos (incluidos españoles) que son "asan" y entre todos ellos se reparten el pastel de la hipocresía. Los ciudadanos, más o menos freaks, responden a la pluralidad típica de cualquier estado.

28 de mayo de 2009, 13:27 Santi dijo...

Sergio, si no me descuadro, en Europa (UE + Nor, Sui, Isl y Liech)el porcentage es algo superior: 16% pero además tienes que contar las leyes de pareja aprobadas en casi toda la UE occidental, salvo Italia y Portugal y en algunos países de UE oriental (Hungría, Eslovenia o Chequia). Yo creo que aquí la cosa avanza y avanzará algo más rapidito. Por cierto, yo también pienso que en California todo es cuestión de tiempo, aunque también podría ser que se aprobase y luego la quitasen (la Ley).

Jaja la derecha española es acojonadilla pero no creas que no me gustaría que probasen a quitarla. La que se iba a liar, ni con el Golfo (y con Golfo no me refiero a los Gurtel) aunque igual me llevaba un chasco, que todo podría ser...

28 de mayo de 2009, 14:00 Anna dijo...

Les daba yo una de reflejo... es decir... que se sientan como esas personas que les niegan lo suyo por derecho porque el que esta enfrente dice que no.

Genial Santi, como siempre.

Besos.

28 de mayo de 2009, 21:06 CARLOS dijo...

SANTI!!! ESTUDIA!!! ESTUDIA!!! ESTUDIA!!! QUE LUEGO DICES QUE NO TIENES NI UN MINUTO PARA QUEDAR.

29 de mayo de 2009, 9:42 Santi dijo...

Que sí, nassos, si no faig altra cosa!!

4 de junio de 2009, 16:12 Alba dijo...

Es penoso, pero a veces dar un paso hacia adelante cuesta lo impensable. Osea que ahora los que lo han conseguido lo tienen pero no se lo dan a nadie más. Es injusto.

Besos