Un beso para el recuerdo

Un beso es algo que puede decirnos mucho. Puede ser un acto de pasión, o de amor, pero también un acto político, reivindicativo o de valentía, un simple gesto pero con una fuerza tal que expresa mejor que ninguna otra cosa el significado de la palabra libertad. O quizá sea todas esas cosas a la vez. Sí, un beso me dice mucho, sobre todo cuando quienes se besan son dos hombres y lo hacen en público, en la calle, delante de todos, aun a sabiendas que el coste de su acto puede ser elevado para ellos, lo que les permite calibrar aún más el exacto valor de ese momento, un instante mucho más excepcional de lo que desearían. Sí, un beso como el de estos dos hombres de la fotografía dice infinitamente más que toda la palabrería de alguien como el que aparece al fondo, que tiene que refugiarse, esconderse tras los cristales blindados de su coche y no es libre, como sí lo es el amor del beso que él persigue. Paradojas que tiene la vida.

Este fue un beso de esos que se dan contra la hipocresía humana, un beso de esos que valen por todo, un beso digno de ser recordado.

6 Comentarios:

31 de enero de 2011, 15:40 Leopold dijo...

Besos contra la intolerancia:
http://leopoldest.blogspot.com/2010/11/besos-contra-la-intolerancia.html

31 de enero de 2011, 19:11 Markos dijo...

Ole por ese beso y por todos los demás que se perdió el de blanco :-D
Bsos

1 de febrero de 2011, 13:42 Francisco Galván dijo...

Es que el del coche del fondo se esconde para besarse con quien ya sabemos

4 de febrero de 2011, 11:56 Juan Carlos López dijo...

Claro que sí.

La paradoja se completa o adquiere otro cariz si pensamos que todavía en misa se invita a "dar la paz".

19 de marzo de 2011, 20:37 rosscanaria dijo...

Ole y ole y ole, así me gusta, eso es un beso sin importar nada más...
Santi ¿no estabas estudiando? nunca me entero de cuando escribes, menos mal que tengo una aleerta de blogger para cuando escribe mi gente ¿no me puedo suscribir a tu feed o algo así?.
Besitos de lindo fin de semana mi niño,