"Asilo politico per un giorno", continúa la lucha contra la homofobia en Italia.

El jueves 18, por la tarde, entre 200 y 300 personas se concentraron ante el Consulado General de España en Milán (Italia). El lema, pedir “asilo politico per un giorno”. Lo que allí ocurrió fue una bonita provocación, impulsada por la práctica totalidad de las asociaciones LGBT de Lombardía, dirigida al Gobierno Italiano y a todas las instituciones político-sociales de ese país. Se recogieron centenares de firmas y se seguirán recogiendo por toda Italia, a modo de cartas personales dirigidas a la Embajada Española en Roma, como este modelo que os dejo a continuación que podéis utilizar:

A sua Eccellenza il Signor Ambasciatore di Spagna in Italia
Dr. Luis Calvo Merino
Palazzo Borghese
Largo Fontanella di Borghese n° 19
00186 Roma

Eccellenza,

come saprà nel corso degli ultimi tempi l’Italia è stata percorsa da un’ondata di violenza omofobica che ha scosso la comunità lesbica, gay e transgender del paese e di fronte alla quale la classe politica italiana non sembra voler intervenire.

Da molti anni e in diverse forme le nostre associazioni hanno richiesto un intervento normativo che ponesse un freno a tale violenza e tutelasse le persone e le famiglie lesbiche, gay e transgender da questo tipo di violenza. Ancora oggi nessuna risposta.

Aderisco personalmente all’iniziativa “Asilo politico per un giorno” per chiedere al Vostro Paese di interessare l'Unione Europea alla soluzione dei problemi che poniamo.

Non desidero fuggire da una nazione che sento pienamente mia, ma rompere quel muro di silenzio e di colpevole omertà con cui la classe politica ha risposto in questi anni alle molteplici sollecitazioni della comunità lesbica, gay e transgender.

Mi rivolgo a Lei, rappresentante di una nazione civile come la Spagna, che ha saputo riconoscere piena cittadinanza alle persone e alle coppie lesbiche, gay e transgender, perché possa portare la mia voce in Europa.

Chiedo che la Spagna si faccia promotrice di una risoluzione che condanni gli atti omofobici nel mio paese e solleciti l’Italia, tramite il Parlamento europeo, a legiferare con urgenza contro la violenza omofobica, sulla base del Trattato di Amsterdam che vieta la discriminazione fondata sull'orientamento sessuale e l’identità di genere, della Dichiarazione europea dei diritti dell'uomo e della Carta di Nizza.

Chiedo che la Spagna, sulla base del trattato sull’unione europea, si faccia promotrice nelle sedi opportune e competenti di ogni iniziativa volta a stigmatizzare la mancata applicazione da parte del mio paese del diritto comunitario in materia di antidiscriminazione e di lotta alla violenza omofobica.

La tutela della mia integrità fisica, la dignità del mio amore e la realtà delle nostre famiglie necessitano di risposte legislative concrete, in grado di collocare l’Italia fra le nazioni, fra cui la Spagna, che già hanno raggiunto quel livello di civiltà e diritto capace di sconfiggere definitivamente il pregiudizio omofobico.

Ringraziandola della cortese attenzione Le porgo distinti saluti.

In fede


********************************************************************************

Como es obvio, los organizadores no tienen ninguna intención de abandonar su país. Sin embargo, sí pretenden romper ese muro de silencio, de “Omertà”, con el que la clase política italiana (no) ha respondido en los últimos años a las demandas pro-derechos LGBT. Fue por esto que los convocantes se dirigieron a España para que se haga eco, ante las instituciones europeas, de la situación que sufren las personas LGBT en Italia. No en vano, Italia es, junto con Grecia e Irlanda, uno de los 3 países de la antigua Unión Europea (a 15, antes de la ampliación al Este) que no tiene ningún tipo de legislación que regule las parejas del mismo sexo. Pero esa es la punta del iceberg, pues las discriminaciones legales son muchas más y van desde el mismo ocio o la educación, hasta las pensiones de viudedad. Pero definitivamente, la gota que ha colmado el vaso es la proliferación de ataques contra personas y bares de ocio LGBT, cosa que ha motivado un sinfín de actos de protesta en decenas de ciudades de todo el país (en la foto, manifestación en Palermo). La violencia, además, no cesa, pues desde que escribí esta entrada, hace sólo 16 días, se han dado más casos de agresiones homófobas en Italia, la más sonada de las cuales fue en Firenze, donde un chico de 26 años fue desfigurado al salir de una manifestación LGBT. Pero la cosa sigue y sigue. Incluso ahora mismo, mientras escribo esto, se ha conocido otra agresión en Roma. Se trata de un nuevo ataque contra el Qube, el local que fue incendiado la noche del 1 de septiembre.

En resumen, los convocantes de la inciativa lombarda, y de las restantes concentraciones, sólo piden que se proteja su integridad física, la de las personas LGBT, así como la dignidad de nuestro amor y la realidad de nuestras familias, aquellas como la mía, tan sólo reconocida por España, con medidas legislativas concretas, que sean capaces de situar a Italia entre los países que ya han dado ese pequeño pasito evolutivo. Y, por supuesto, que se haga una ley contra los delitos por homofobia, algo que indiscutiblemente deberá llevarse al Parlamento Europeo y aprobarse de una vez por todas como directiva (de obligado cumplimiento por los Estados), pues en Italia (y en España), sus señorías no parecen estar por la labor.

Para acabar, deciros que la lucha contra la homofobia continúa en Italia y desde aquí sigo animándoos a que paséis la información de que el próximo sábado, 10 de octubre, se celebrará una gran manifestación LGBT en Roma bajo el lema "Uguali", para tratar de dar la vuelta a esta absurda situación que se vive en la cuna de nuestra civilización. Ésta será la más grande de otras muchas concentraciones que, como ya he dicho más arriba, están teniendo lugar en cientos de ciudades como, por ejemplo, la que tendrà lugar en Napoli justo el día después (ver foto).

PD. Fa un piccolo gesto per una causa davvero importante!

9 Comentarios:

19 de septiembre de 2009, 14:30 sanjoni dijo...

Cierto es todo lo que dices Santi. Nadie, ni nada, puede mirar siempre hacia otro lado para obviar los crecientes problemas que todos debemos de afrontar.
Y digo todos, porque por desgracia todo lo malo se pega. Y ahora les toca el turno a nuestros amig@s de Italia, pero éstas conductas son fáciles de imitar en otros lugares.
No podemos permitirlo, todos somos iguales y eso no es un imposible.

"Lo imposible es el fantasma de los tímidos y el refugio de los cobardes" Napoléon.

Besos!

19 de septiembre de 2009, 14:41 Juanjo dijo...

Por lo que cuentas, en Italia cada vez la cosa está peor.

Espero que en las próximas elecciones sepan a quién votar.

Un saludo.

19 de septiembre de 2009, 15:44 Juan Carlos López dijo...

A ver en qué para. A ver cómo reacciona la diplomacia española. Y, sobre todo, lo que dices sobre la directiva, ¿cómo va y dónde hay que firmar?

Pensando en España, opino que es peligroso regodearse en medidas legislativas, por muy necesarias que sean, ya que toda ley puede derogarse. Hay que remover conciencias.

19 de septiembre de 2009, 17:22 ANITA dijo...

En Italia con el mandatario que tienen se olviden y encima está el mayor representante de todos los retrógrados eclesiásticos. Con poder y con pocas ganas de ayudar.
Me sigue cabreando mucho oír que se sigue atacando y haciendo daño fisico y psiquico por ser homosexual.
Estaria estupendo hacer un ley para castigar con dureza la homofía.
Creo que se necesita.
Se protege a todo el mundo.
Pues si agreden a un chico o chica gay, no quede en agresión.
Sea con el agravante homofobo.
La forma de conseguir la igualdad de condiciones es haciéndose oír.
Basta ya de mierda homofoba.
Un abrazo Santi

19 de septiembre de 2009, 22:31 alex dijo...

Pues si es un problema el Italiano, pero me resulta curioso que pongan de ejemplo a España como paraiso de la libertad, cuando no es cierto, cuando aquí hay todavía mucha homofobia, cuando la sociedad española no es tan avanzada como se quiere aparentar. Me imagino que en Italia estarán peor, pero vamos, que aquí, en España, no es oro todo lo que reluce.

Un beso

20 de septiembre de 2009, 2:15 marqus dijo...

Entre 200 y 300 personas me parece poquísimo para la cantidad de asociaciones implicadas, para el atractivo y la difusión de la propuesta y para la gravedad del asunto. Si ésta es la participación, me parece que no se va a llegar a ningún sitio. Ojalá me equivoque, por supuesto.

Lo que no termino de entender es qué se necesita en Europa para que salga adelante esa directiva, aunque estoy con Juan Carlos en que lo realmente necesario es remover conciencias, muchas muchísimas conciencias.

Besos, luchador.

20 de septiembre de 2009, 12:17 Francisco Galván dijo...

De las agresiones ya dije lo que pensaba en post antrioes tuyos Santi. Lo ue veo con agrado es que esa campaña de peticiones simuladas de asilo en España continué. Me parece una buena idea que deben seguir explotando

21 de septiembre de 2009, 21:35 Kir dijo...

Si en Italia piensan que la cosa está mejor aquí: pobrinos, qué desesperación. Aunque, pensándolo bien, viendo todos los crimenes de odio que se están perpretando, no me extraña que vean esto como un paraiso.

Me uno a la idea de remover conciencias. Hay que batir bien, con fuerza y que no queden grumos. Coincido también con marqus en que 200-300 personas son muy pocas: hay que armar más ruido, caray!

[Yo, metía a todos esos malnacidos en una casa y *censoured]

16 de enero de 2011, 14:21 Anónimo dijo...

imparato molto