Luca era Gay. Balance de un Sanremo homófobo


El Festival de Sanremo concluyó el pasado sábado tras casi una semana de espectáculo. Mi análisis no es musical, sino social. Mi condena a una sociedad entera por su mediocridad, su relativismo y absolutismo moral y, en definitiva, por su borreguerismo, al aceptar la canción “Luca era Gay” (de la que os dejo la letra traducida al español en exclusiva mundial) de Povia. Es un tema del que ya os hablé el mes pasado en mi artículo sobre el Sanremo antigay cuando trascendió la noticia que una canción homófoba que tildaba la homosexualidad de “enfermedad” curable, participaría en el Festival della canzone italiana.

LA PRIMERA VICTORIA HOMÓFOBA.

Desde entonces el debate se caldeó. A un lado gays, lesbianas y algunos agentes sociales y (pocos) partidos estupefactos e indignados. He podido leer algunos mensajes desgarradores en periódicos italianos o en la web
Gaytoday.it Del otro lado, el absolutismo moral de la Iglesia y del Estado que se coluden para imponer los códigos de conducta homófobos, códigos que convienen a la mayoría satisfecha de sí misma que ve como enemigo o inferior al diferente, sea inmigrante ilegal, sea gay o lesbiana. Curioso es también el relativismo moral, el pragmatismo de frases como “mientras la canción no sea ofensiva, no podemos vetarla en el Sanremo”. Ahora bien, si la canción habla de un gay se le cercena cualquier posibilidad de acceso al concurso como le sucedió a "Perfetti" presentada por Niccolò Agliardi. Así pues, el bien y el mal dependen de conceptos triviales, de las circunstancias. Mientras no insulte no es malvado, pero a ese marica mejor no le dejemos entrar (no vaya a sentar un precedente). Sin embargo la maldad verdadera sí ha entrado, intrínseca en el mensaje de una canción homófoba. Ofensiva, lo es y mucho, señores míos. No hace falta decir Maricón o Hijo de puta para ofender y degradar. Basta con tachar tu sexualidad de enfermedad. En ese momento, se conculcan mis derechos a disponer de una familia propia legalmente reconocida, a adoptar a un crío. Si partimos de la base que mi sexualidad es una mala pasada de la naturaleza y el hombre sabe como curarlo, yo soy un ciudadano de segunda. El Vaticano se frotaba las manos, pues en este terreno que ellos han abonado con sus mensajes, se mueven como pez en el agua. Que haya una mayoría de personas que se consideren superiores por su sexualidad es algo alentado desde la Estrella de la Muerte el Vaticano que es la clave de tuerca del problema.

Me vacía oír decir que en Italia no hay ningún problema con los homosexuales porque ha habido un diputado gay, un presidente regional gay o una diputada transexual. Eso me dijo una italiana de Napoli el lunes. ES MENTIRA. La Italia heterosexual gusta de practicar la tolerancia en ciertos círculos de clase media, pero no es lo mismo que respetar en un plano de igualdad. Que en Italia no haya problemas con los homosexuales significaría que en la ciudad de 60000 habitantes de mi pareja me pudiera casar en el juzgado, que pudiera salir del edificio sin que toda la ciudad en pleno se manifestara en la plaza a favor o en contra, que pudiéramos formar una familia reconocida y que nuestro entorno no fuera hostil, ni para nosotros, ni para nuestros hijos; y por supuesto, que dispusiéramos de los derechos de sucesiones, beneficios en IRPF, derecho de adopción, etc. Nada de eso existe en Italia. Y nada de lo que yo sé de Italia y su (sub)mundo gay y lesbiano, permite hablar de una Italia que se porte dignamente con su minoría homosexual. Para muestra un botón: en Roma no existen más de 12 locales de ambiente, menos que en Bilbao o en Sevilla. Para acceder a ellos debes registrarte con una tarjeta de Arcigay, organización de ámbito estatal de Gays y Lesbianas. Preguntaros porqué. Así pues, fue la sociedad entera, y no la RAI, la que permitió que una canción homófoba participara del concurso. Fue la gente y no la RAI quienes lo quisieron. Fue el totalitarismo (las tendencias inculcadas por los poderes) y el relativismo moral (pragmatismo). Homofobia 1Derechos GLBT 0.


EL GOLPE DE MANO DE BENIGNI. LA ITALIA PROGRESISTA CONTESTA.

La canción homófoba se presentaba el martes 17 de febrero, pero previo al debut de “Luca era Gay” un pequeño gran acontecimiento estaba por suceder. El oscarizado y megafamoso Roberto Benigni iba a dar el pistoletazo de salida del Sanremo. Aplausos, locura, gritos… Un ambiente caldeado que preparó el mensaje que tenía que decir. Tras 10 minutos de broma, el discurso se torna serio, contundente y directo. Benigni nos preparó una declaración de apoyo incondicional a gays y lesbianas (Ver

Noticia completa en Universogay): “los homosexuales fueron perseguidos, encarcelados, torturados y muertos en campos de exterminio por el solo delito de amar a otra persona. No están fuera del plan de Dios, nos han dado dones enormes en el arte y en todo. No es, como dicen algunos, que la homosexualidad traerá el fin de la especie humana... eso es como decir que los dinosaurios se extinguieron porque se volvieron todos homosexuales”. Tras esta contundente declaración pasó a recitar, recuadrado en un fondo rojo, una de las cartas de amor que Óscar Wilde escribió a Lord Alfred Douglas, el joven con quien el poeta y escritor irlandés vivió la relación que lo llevó a la cárcel. Irónicamente, en esta carta, Wilde aconseja a su amante dejar la intolerante Inglaterra victoriana por la amable Italia. El texto funcionó como manifiesto, emocionó a la audiencia del Teatro Ariston de Sanremo que lo aplaudió de pie, cual claca de borregos. Benigni sabe bien hacer llorar. Ver Video completo (es muy largo. La parte sobre el tema gay esta al final).

Benigni consiguió que Povia cantara su “Luca era Gay” en el más frío ambiente posible, en la más completa indiferencia. Algún silbido aislado, silencio, escasos aplausos y poco más es lo que el homófobo y su cazonetta se llevaron durante la presentación. De hecho, el fascista y aprovechado perro Povia casi ni esperó a que sonara la última nota para abandonar un escenario. Y es que el gay reformado (como este personaje se define en su blog) no es rival para un actor de sangre, un creador y un cómico consagrado. Sin embargo, el antipovismo duraría poco. Ya en la misma noche llegaban los primeros apoyos al homófobo. Tras Benigni y Povia, el presidente de Arcigay, Aurelio Mancuso, pidió la palabra para agradecer a Benigni su lección. En el discurso ya recibió los primeros abucheos de aquellos mismos que habían aplaudido las palabras del actor. De aquellos que aplauden porque toca, de aquellos borregos. Claro, Mancuso no era Benigni, y hacerle claca a un marica ya no es tan cool. Homofobia 1Derechos GLBT ¿1?


EL TRIUNFO DEL TOTALITARISMO MORAL.

Pero las noticias pasan rápidamente de moda. El gran discurso de Roberto se lo llevó el viento (como a María Sarmiento) y como todo, tenía sus días contados. Y es que las buenas ideas basadas en la tolerancia y en la convivencia tienen, en la Italia actual, una vida efímera. El totalitarismo vaticano-berlusconiano se fue imponiendo y para el sábado 21, el Sanremo otorgó a “Luca”, aquel que no era gay, aquel de padre alcohólico y ultra protegido por su madre, nada menos que el segundo puesto del concurso detrás de Marco Carta. Y es que cambia el totalitarismo moral no se hace con un buen discurso, es cosa de miles de valientes dispuestos a todo por conseguir ello. No, quizá sea más fácil refugiarse en el anonimato de Milano o de Roma, o mejor. Huir a Barcelona, Ibiza, Berlín o Londres. O peor, casarse y llevar una vida de mierda. Maldita Iglesia y maldita intolerancia. Homofobia 2Derechos GLBT ¿1?.

EPÍLOGO. LETRA DE LUCA ERA GAY.

Una canción con más de 50 tópicos por línea, falsa, estúpida, pretenciosa y a la vez creuel. Busca congraciarse con el sector borreguerista, con la mayoría que dice amén al totalitarismo vaticano. En fin vedlo vosotros mismos:


Luca era gay y ahora está con ella. Luca habla, con su corazón en la mano, Luca dice soy otro hombre,

Verso 1: Luca dice, antes de contaros mi cambio sexual quería aclarar que sí Creo en Dios, no me reconozco en el pensamiento del hombre que sobre este asunto está dividido, No fui a psicólogos, psiquiatras, sacerdotes o científicos fui a mi pasado y cavando en él he entendido muchas cosas acerca de mí. Mi madre me quería demasiado, un querer que se convirtió en obsesión, llena de sus convicciones y yo no respiraba por sus atenciones; Mi padre no tomaba decisiones y yo no conseguía nunca hablar con él, estaba fuera todo el día para el trabajo, y yo tenía la impresión de que no era demasiado cierto del todo,mi madre de hecho pidió la separación yo tenía 12 años, no entendía muy bien a mi padre. Él dijo que era la justa solución y poco tiempo después comenzó a beber mi madre me siempre hablaba mal de mi padre, me decía: "no Te cases nunca por dios" de mis amigas estaba celosa de una forma morbosa y mi identidad estaba cada vez más confundida.

COROS: Luca era gay y ahora está con ella, habla con el corazón en la mano, Luca dice :”soy otro hombre”(2 veces)

Verso 2: Soy otro hombre, pero en aquel momento buscaba respuestas, me avergonzaba y las buscaba a escondidas, había quién me decía: "es natural”, yo estudié Freud, él no pensaba lo mismo. Luego llegó la madurez, pero yo no sabía que era la felicidad, un hombre grande me hizo temblar el corazón y es entonces que descubrí que era homosexual con él ninguna inhibición, hubo cortejo y yo creía que era amor; con él conseguía ser yo mismo, luego parecía una competición a ver quien hacía mejor el sexo y me sentía culpable, tarde o temprano, lo cogen, pero si luego las pruebas desaparecen lo absuelven; buscaba en los hombres quien era mi padre, iba con los hombres para no traicionar a mi madre.

2º CORO: Luca era gay y ahora está con ella, habla con el corazón en la mano, Luca dice :”soy otro hombre”(2 veces)

Verso 3: Luca dice durante 4 años he estado con un hombre entre amor y e engaños, nos traicionábamos a menudo, yo buscaba todavía mi gran verdad, aquel amor grande para la eternidad, luego en una fiesta entre tanta gente conocí a ella que no tenia nada que ver, ella me escuchaba, me desnudaba, me entendía. Sólo recuerdo que el día después la echaba de menos. Ésta es mi historia sólo mi historia (ning)una enfermedad (ning)una curación [FRASE QUE CAMBIÓ TRAS LA POLÉMICA]. Querido padre, te he perdonado, aunque aquí ya no has vuelto. Madre pienso a menudo en ti. Te quiero y a veces, sigo teniendo tu reflejo, pero Ahora soy padre y estoy enamorado de la única mujer que haya amado nunca.

FINAL CORO: Luca era gay y ahora está con ella, habla con el corazón en la mano, Luca dice: "soy otro hombre”(2 veces)

13 Comentarios:

25 de febrero de 2009, 11:44 Francisco Galván dijo...

En efecto, es una canción deleznable. ¿Quiéne s el autor de la letra? ¿Cañizares? Además de larguísima (¿Cuánto dura?) es muy mala.
Sobre el fondo del asunto, ya sabemos que en Italia pesa mucho el grano que tienen en mitad de la ciudad de Roma, esa pequeña ciudad de cuervos que se llama Vaticano. Yo en alguno de mis ost he dicho que habría que desalojarlo y entregárselo al movimiento okupa para que le dé un uso útil.
En fin, qué tiempos aquellos tan lejanos en los que Italia era sinónimo de cultura, refinamiento y tolerancia. casualmente coincidió en la época en que los Papas se ocupaban más de las cosa del mundo terrenal que de intentar salvar nuestras almas. Ahora tenemo al B16 y al Condotiero, cogidos de la mano. Una conjunción maléfica.

25 de febrero de 2009, 14:39 Santi dijo...

Hola Francisco. Gracias por tu comentario. La canción es insufrible si no fuera porque tiene maldad. Este tío ha cambiado la versión donde ponía una enfermedad, una curación ha quedado modificado. En el fondo delirios de notoriedad aunque jugando con los derechos de otros. Povia es el mismo que cantó a los niños con esa canción de "Quando i bambini fanno Oh! Luego prometió dar una importante suma de los beneficios del éxito (en Italia sonó mucho) a ONG que trabajan con niños en África. Obviamente prefirió comprarse un bonito apartamento porque las ONG no vieron ni cinco.

25 de febrero de 2009, 21:40 Juan Carlos López dijo...

La canción es una cataplasma revenida y un centón de iniquidades.

Un bravo por Benigni, al que descubrí en las películas de Jarmusch.

Lo que dices de los aplausos es un síntoma de la tontuna que acomete al espectador medio, por decir algo, cuando se sienta en una butaca. Sucede también en España. Es más un aplauso de sí, para reconocerse parte del espectáculo, que del mérito de quien sube al escenario. Así nos va.

Hay que seguir cantando las cuarenta y las cincuenta, Santi, no sólo por ti, ni por gays y lesbianas, que no es poco, sino por todos.

26 de febrero de 2009, 13:02 Sílvia dijo...

La canción es más mala que una endodoncia. La justificación de la homosexualidad en el ambiente familiar, directamente un delito por que la convierte en una perversión. Una reivindicación por la parte que me toca: ALGUIEN SE HA PARADO A PENSAR QUE QUIZÁ (SÓLO QUIZÁ) LAS MADRES NO TENGAMOS LA CULPA DE NADA? a menudo las cosas son como son ...

26 de febrero de 2009, 13:52 Santi dijo...

Sí, el recurso a la madre sobreprotectora es más viejo que el ir a pie. Desde luego en mi caso mis 3 hermanos y yo tuvimois la misma sobreprotección materna, misma educación, mismos juegos, misma casa y 3 hetero y un gay. Bueno, yo tomé biberón y ellos teta ¿será la leche de vaca? Yo no creo que tenga que ver con ninguna madre. Sino no se explicaría que en los animales la homosexualidad esté presente de la misma forma que en la sociedad humana.

26 de febrero de 2009, 14:13 La eterna centinela dijo...

Estoy de acuerdo con Silvia, ¿por qué simepre se echa la culpa de todo a las madres?
Si sobreprotegemos a los hijos MAL, si los dejamos libres MAL.

Yo soy madre, y visto está que soy una mala madre, porque siempre hay alguien dispuesto a decir que lo que he hecho está mal y que luego pasa lo que pasa. El resto de los niños son perfectos (duermen toda la noche, comen bien, hacen los deberes cuando toca, obedecen a la primera...), y yo me pregunto si tienen hijos o barbies y kens...

Un sobresaliente para Roberto Benigni, del que solo he visto una película: LA VIDA ES BELLA y realmente lo es. Creo que parte del discurso lo adquirió al estudiar su personaje para hacer esa película.

26 de febrero de 2009, 18:53 Santi dijo...

Querida Centinela de Nivorg: hacía días que no sabíamos de ti. Por supuesto que todas las madres lo hacéis fatal, jajaja, no hay nada más que escuchar los comentarios que se oyen por ahí... No te preocupes tanto, no sea que al final te salgan como yo, con sopotocientas carreras y total paqué, pa ná.

27 de febrero de 2009, 0:07 Kir dijo...

Qué horror de cancioon! Pero como se pueden decir tantas memeces juntas...si ademas no. a ver no.

Tonto era el padre, tonta era la madre y el niño salio gilipollas perdido

De verdad, que manda eggs la cosa. Y lo "mejor" lo del publico. Primero aplauden, luego no... , pero ¿os quereis decidir?

[ anuncios ]

Mirad lo que acabo de encontrar

http://www.youtube.com/watch?v=s6t3iGal98A&feature=related

Es vomitivo, da urticaria y tics nerviosos. Aviso.

[respiremos, demos un pasein y caaalmaaa]

[2ª tanda de anuncios ]

DIOS! ACABO DE ESCUCHAR LA CANCION Y QUE MAAL CANTA EL JODIO! (y, oye, dicho sea de paso, que repuñeteramente feo es)

Enfin, como soy de la idea de que hay que quedarse con las cosas buenas; me quedare con el discurso de Benigni. Que tio mas graande!! :D

[3ª tanda de anuncios y fin de la pelicula]

27 de febrero de 2009, 8:38 Santi dijo...

¡¡Hola Kir!! ¡¡acabo de ver el vídeo del enlace que has dejado!! Jajajajajaja pero si es buenííísimo.. No da urticaria, ni nada... ironizo. Manipulación a lo Acebes... Nadie criticaba eso en Italia. La crítica era que en la canción había una frase que rezaba: "una enfermedad, una curación". Luego la corrigió y ahora queda como víctima. Que haga lo que quiera con su vida. Lo que este "doctor Haus" dijo en cuestión, es que el mismo había curado homosexuales. Esto lo leí yo en una entrevista a una revista de adolescentes. Genial el comentario el vídeo es tela marinera... ;-))

13 de abril de 2009, 4:27 zzz dijo...

Antes de juzgar la canción, cada uno debemos hacer una analisis personal y sincero de la letra, porque en ella existe mucha verdad de lo que nos sucede en nuestro ambiente, tenemos y tenemos parejas y nunca encontramos esa felicidad ese principe azul que tanto hemos deseado, debemos de ser sinceros y hablar que nos metemos en una mundo de fribolidad, traiciones y mentiras de cual quisieramos salir pero que al final por buscar aprecio, aceptación y amor debemos dar a cambio sexo, al final todo se convierte en sexo, nuestras relaciones gays es sexo e infedelidad, seamos por un momento sinceros con nosotros mismos, aunque al mundo y a nosotros mismos nos digamos q somos felices.

17 de abril de 2009, 10:12 Santi dijo...

Querido ZZZ. ¡¡Qué mal pintas las cosas!! No creo que las relaciones Gay sean tan oscuras como dices. Ni peores, ni mejores que las relaciones hetero o lesbianas. En mi entorno hay gente que lleva mucho tiempo en pareja y tan comprometidos y felices como cualquier otro. Creo que la sinceridad en una pareja se la deben trabajar los 2 miembros. Lo del príncipe azul lo veo más un inconformismo universal con lo que tenemos; y en mi opinión eso vale aquí y en la China. Por lo demás la canción está llena de tópicos acerca de sobreproteccionismos, reveleaciones, curaciones y "enfermedad" (no olvidemos que en la letra original se especificaba que homosexualidad=enfermedad, vamos, bazofia pura...

11 de noviembre de 2010, 16:55 Anónimo dijo...

No me considero homofóbico, pero según lo que he estudiado sobre el tema, y que es bastante ya que mi carrera en psicología lo exige, solo el 0.2% de los homosexuales se considera por genética, el resto, y es comprobado científicamente por la ingeniería genética, no nace sino que se hace, por diferentes factores como trauma en la infancia (especialmente en la etapa de identificación), transferencias de actitud, persuasión, etc.

11 de noviembre de 2010, 19:04 Santi dijo...

Francamente bueno tu comentario... Sobre todo lo de la Ingeniería genética. En eso no te falta razón porque hay algunos por ahí cuyos cuerpos musculados son auténtica ingeniería genética, o más bien química...

En cuanto a lo demás no sé a qué tipo de ingeniería te refieres y me gustaría ver esos estudios de los que hablas al decir "sólo el 0,2% de los casos..." La verdad es que aportas bien poco a un debate que a mí realmente me da lo mismo, puesto que el caso es que hagan lo que hagan, digan lo que digan "nacemos" cada año en torno a un 10% de bolleras y maricas. Ya te digo guste, o no guste, sea perversión o malformación, o sea porque es un trastorno como la anorexia (algo que un obispo italiano ha dicho recientemente) el caso es que seguimos naciendo.

En resumen, basta con plena igualdad de derechos y respeto mutuo. Eso es exigible en todos los campos, ¿no crees?