Ahmet Yildiz también es mi familia.

El 16 de julio de 2008, Ahmet Yildiz, un joven turco de 26 años y militante por los derechos LGBT, fue asesinado a balazos en una cafetería de Estambul (Turquía). Todo parece apuntar a que fue la propia familia “sanguínea” la que orquestó, y a la postre ejecutó, el crimen; es lo que se denomina "asesinato por honor", es decir, asesinatos con los que las familias “lavan su honor” con la sangre de la víctima. Ver la noticia en The Independent

La historia de Ahmet y de su final, es la historia de muchos gays y lesbianas que dan la cara abiertamente en países donde la homosexualidad es ilegal o bien, está perseguida socialmente. En el caso particular de Ahmet, se puede decir que hasta el día de su muerte había sido un chico afortunado. Había logrado una beca de estudios en EEUU, donde residía, y de esta forma, había podido alejarse de un entorno familiar hostil. Y es que según cuentan sus amigos y su pareja, Ibrahim C., Ahmet venía sufriendo amenazas constantes por parte de sus familiares desde muchos meses antes de su asesinato. Sus amigos declararon que nunca le habían oído decir que hubiese tenido una conversación tranquila con sus padres. Éstos insistían en que regresara a Turquía, que viera a un doctor que “le curase” y que finalmente se casara con una chica musulmana. Pero las amenazas se recrudecieronen 2007, cuando Ahmet viajó a San Francisco para representar a Turquía en un concurso internacional gay. Menos de un año después fue asesinado brutalmente en Estambul cuando pasaba unos días de vacaciones.

Pese a las declaraciones de amigos y pareja que atestiguaron como Ahmet sufría amenazas de muerte y violencia psicológica, por parte de sus familiares, y pese a haber evidencias de que se había cometido un “asesinato por honor”* (un tipo de crimen que ha causado la muerte de al menos 350 personas en Turquía -aunque no es un crimen exclusivo de este país- en los últimos 7 años, por cierto, la mayoría mujeres que han tenido alguna relación al margen del matrimonio, según un estudio realizado por la Universidad Inonu de Malatya, Turquía), la fiscalía archivó inexplicablemente el caso.

Desde entonces Ibrahim, su pareja, ha persistido en la denuncia del caso, del que se han hecho eco Amnistía Internacional y la prensa alemana y británica. Un caso que es un flagrante crimen de homofobia que acabó con la vida de una chico cuyo único pecado fue el de querer vivir su propia vida libremente, sin tapujos, y con un fiel compromiso a sí mismo.

Valgan pues estas líneas como recordatorio de todas las personas que sufren discriminación en el mundo sobre la base de su orientación sexual, y como el enésimo llamamiento para conseguir de una puñetera vez que los gobiernos del Planeta se comprometan a la despenalización universal de la homosexualidad, a dotarse de leyes antidiscriminatorias y a perseguir legalmente la homofobia y los crímenes de odio contra gays, lesbianas, bisexuales y transexuales.

Y desde aquí quisiera expresar mi cariño, apoyo y solidaridad a Ibrahim C. y los amigos de Ahmet Yildiz, su familia verdadera, su familia real, por su valentía, tenacidad y lucha contra un crimen que por pura homofobia les ha robado un ser querido, nos ha arrebatado un luchador, un miembro de nuestra familia extensa, a quien echaremos de menos.

Doy las gracias a Javi, un nuevo colega, por la información que me ha enviado. Os dejo aquí su web de solidaridad:
ahmetyildizismyfamily.

*NOTA: No sólo por las amenazas, y denuncias ante la policía del propio Ahmet, sino también por el hecho que la familia se negó a retirar su cuerpo de la morgue teniendo que ser obligada literalmente por las autoridades.

17 Comentarios:

15 de abril de 2009, 8:48 Juan Carlos López dijo...

Cuánta mugre y cuánto odio hay en casi todas partes.

En este camino o lucha por los derechos LGBT, cada paso hacia adelante viene acompañado de caídas en el abismo.

Hay un dato interesante en lo que cuentas: lo que dice el estudio de la Universidad Inonu. Esto apunta a un fenómeno que va más allá de la homofobia o, si lo prefieres, convierte a esta en un símbolo de la discriminación.

15 de abril de 2009, 9:28 Santi dijo...

Sí, no me he querido extender en lo de los asesinatos de honor, pero creo que es de sobra conocido. Las principales víctimas son las mujeres (por infidelidades, relaciones fuera del amtrimonio, etc.) aunque también hombres acusados de forzar a la prostitución a mujeres (en estos casos también las mujeres son perjudicadas) y hombres homosexuales. En nuestra retina también están los ataques con ácido lanzado sobre la cara de mujeres, los maltratos, etc. La verdad es que dice muy poco de estas sociedades (o ciertos elementos de ellas), cuyo aprecio por la vida y por las libertades es tan sumamente limitado.

15 de abril de 2009, 10:09 Froilán de Lózar dijo...

Sorprende tanta ofesnsa y sólo quien lo sufre en su carne entiende lo lejos que estamos de una igualdad que se presume.
Santi, no queda otra que seguir en la lucha. Y nosotros apoyando todo lo que podamos.

15 de abril de 2009, 11:12 Markos dijo...

El honor: otra estupidez más que se ha utilizado para justificar lo injustificable.

De todos modos para comportarse como un mal nacido carente de sentimientos cualquier excusa puede ser buena.

Salu2

15 de abril de 2009, 12:29 Francisco Galván dijo...

desgraciadamente no es un problema solo de los homosexuales y el islam. Mientras leía tu excelente post me ha venido a la memoria otro cosa que sucedió creo que en Gaza. Los hermanos mataron a una chica por tener relaciones sin estar casada o algo así. Se dijo que era un crimen de honor.
Lo del honor es una gilipollez más, una excusa para mantener el control. Al islam le queda mucho por avanzar en derechos humanos. Como lo de la niña mauritana casada con un tío de 40 por sus propios padres (Hoy es portada en los diarios).
es penoso
(Me ha impresionado encontrarme con esa foto primera, con ese chaval alegre y lleno de vida y luego saber que lo han matado)

15 de abril de 2009, 16:13 Luisa Santiaga dijo...

No se como puede persistir la intolerancia, como les cabe dañar una vida por algo tan intangible como el honor.

sigue escribiendo que te seguiremos leyendo y apoyando!

15 de abril de 2009, 17:29 Addax dijo...

O sea, el artículo no me gustó, pero sí me gustó.
"La muerte es una cosa extraña,
sin filamentos y sin entrañas,
viene al galope, enmascarada,
y como el viento que sopla, arrastra..."
Un saludo desde la distancia que no existe.

15 de abril de 2009, 19:17 Santi dijo...

Luciano, me dejas intrigadísimo con la primera frase de tu comentario aunque supongo que te refieres al triste, y jodido, tema del que hablo... Claro que como nunca estoy contento con nada de lo que escribo y más, si cabe, si lo hago deprisa y corriendo... En fin.

Sin embargo, me hacía mucha ilusión que se reflotara el tema de Ahmet y gracias a Javi que me envió el email (aunque ya se viene hablando de ello desde hace unos meses, siempre a modo de anécdota noticiera –todo sea dicho-) porque hay mucha gente detrás que no lo olvida, que persiste y que pide justicia; y muchos que como él luchan en la calle dando la cara y que como Ahmet, dejan la vida en esto en cualquier esquina de Estambul, Delhi, Colombo, México DF, Iraq, Nigeria o incluso Vigo... ¡Qué no sea en vano!

17 de abril de 2009, 11:33 Anna dijo...

Hola, vendo "de parte" de Marqus... y la verdad es que me ha gustado mucho lo que he podido ver de tu blog.

Intolerancia se podría decir? Ni eso creo yo. Son mentes pobres y podridas.

Cuando leo o sé de algo por el estilo un escalofrío recorre todo mi cuerpo sorprendida (tonta de mí) de que estas cosas sigan sucediendo. Espero que algún día estas cosas no sucedan... dice tan poco y tanto a la vez de la gente, sus culturas obsoletas... jamás entenderé que una madre pueda ser participe en un asesinato de esta magnitud... partitipar en el asesinato de tu propio hijo... en nombre de un dios... si ese dios existiese, amigos míos, ese si que no tiene honor y apollaría al 100% su asesinato por el honor de todas las personas asesinadas o maltratadas en su nombre.

Pero por suerte (si es que se le puede ver algo positivo a este tema)como apunta Froilán cada vez somos más.

Un abrazo.

17 de abril de 2009, 12:40 marqus dijo...

Qué triste resulta comprobar que existe gente tan vacía estando el mundo tan lleno. Gracias por llenarlo.

Ahmet Yildiz podríamos ser cualquiera.

4 de diciembre de 2009, 15:48 Hipnosia dijo...

Parece mentira que todavia haya asesinatos por razones de preferencias sexuales (bueno y políticas, religiosas...).No nos merecemos esto.
salud a todos

4 de diciembre de 2009, 18:16 Santi dijo...

Qué gracia Anna aunque no creo que nunca esta contestación acabao de redescubrir tu primer comentario en el blog hace 8 meses. Jaja

@Hispnosia, parece mentira pero es muy real. Actualmente en 2009, sigue habiendo muchos asesiantos por este tema, sobre todo donde el Islam es religión mayoritaria. A eso le hemos de sumar agresiones y otros tipos de violencia. Un gay y una lesbiana en 79 países y algunos otros más, se lo tienen que pensar muy mucho antes de salir del armario. Un abrazo.

4 de diciembre de 2009, 18:18 Anna y punto. dijo...

Pues para que veas que te tengo controladito mira jajajajaja

Besote!

4 de diciembre de 2009, 18:39 Santi dijo...

Anna ¡¡¡¡Cómo lo has hecho!!!! ¿?

4 de diciembre de 2009, 18:57 Anna y punto. dijo...

MUHAHAHAHAHAHAHA!!! JAJAJAJAJAJAJA

17 de febrero de 2011, 0:01 CARLOS CARBO dijo...

ESTOY SUMAMENTE CONSTERNADO, POR ESTE TIPO DE SUCESOS...EN ESTE SIGLO, CUANDO LOS AVANCES DE LA MEDICINA (QUE HA DEMOSTRADO QUE NO ES UNA ENFERMEDAD Y QUE POR LO TANTO NO SE PUEDE "CURAR" LO QUE NO ES CURABLE)...ES MUY TRISTE VER QUE POR CUESTIONES CULTURALES, HOY EN DIA MUCHOS SERES HUMANOS ESTAN SIENDO HUMILLADOS Y DENIGRADOS EN FORMA ATROZ...UN APLAUSO A LA MEMORIA DE HOMBRES COMO AHMED...QUE REPRESENTAN CABALMENTE...EL SENTIDO DE LA VALENTIA...