¿Patxi López ganó las elecciones vascas?


Ayer escuchaba la tertulia de políticos de la Ventana (Cadena SER) a la vez que iban retransmitiendo los datos de una encuesta en la que se preguntaba ¿Cómo preferiría usted que Patxi López (del PSE-PSOE) gobernara el País Vasco: en solitario (opción ganadora entre los oyentes), con el PP, o con el PNV? ¡Me quedé estupefacto!

Por mis años de estudio en políticas tengo entendido que a quien le corresponde formar gobierno es a Ibarretxe, postulante del PNV y actual Lehendakari. Si no me fallan los cálculos al PNV le corresponden 30 escaños. Así pues, que Patxi López sea presidente pasa porque Ibarretxe no logre formar gobierno. Como bien se encarga de pregonar y llorar el señor Artur Mas de CDC (también llamado CiU, si es que esto existe después de Pujol), puede ser que ganes unas elecciones y luego no gobiernes. Y es que el señor Mas debería haber conocido antes de presentarse las reglas electorales de nuestra democracia porque resulta que no tenemos un sistema presidencial, sino parlamentario, y se votan diputados y no presidentes. Pobre hombre.

Como presuponemos que no logrará apoyos (o más bien lo que presuponen todos los medios de comunicación afincados en Madrid), vamos a la segunda opción, aquella en la que Patxi López, con el apoyo de sus 24 escaños, y al parecer con el voto de otros tantos hasta alcanzar los 38 necesarios (o la mayoría simple), gobernará sí o sí por decreto de los medios.

Existirían 3 opciones para que el Señor López fuera Lehendakari: la primera pactar con el PNV, que este partido defenestre a Ibarretxe y que se conformen con formar parte del gobierno sin dirigirlo. No computa. Además hay que tener presente el voto nacionalista español que, según nos cuentan los mismos medios de comunicación (o nos quieren hacer creer), en el País Vasco es más importante la fractura o cleavage vasco-español que el cleavage izquierda-derecha. Así, según nos dicen, un pacto con el PNV daría buena cuenta del PSOE en las siguientes elecciones con un previsible desencanto de sus votantes españolistas ante la "oportunidad perdida". Se olvida convenientemente que PNV y PSE estuvieron ya coaligados en el pasado.

La segunda opción que se tercia es la de gobernar con el PP (13 escaños). Si yo viviera en el País Vasco, esto implicaría que dejara automáticamente de votar al PSOE de por vida, si es que optasen por esta opción. Con eso creo que queda todo dicho. Lo nacionalista – no nacionalista puede ser muy importante, siempre que no nos intenten hacer tragar el sapo. Lo siento, pero para muchos votantes de izquierdas (y me refiero a la mayoría) la opción natural es IU-EB (1) y ARALAR (4); e incluso muchos no veríamos mal que se formara una coalición amplia, de concertación, contando con el PNV (30) y EA (2), si con ello se lograra el ansiado fin de ETA. Pero al PP mejor que no nos lo vendan, ni empaquetado con papel de oro. Y además, que vayan con cuidado, porque a nadie se le escapa que excepto en el PSC, en el resto de federaciones socialistas quien teje y desteje es la sede del PSOE en madrileña calle Ferraz. Y que no piensen que lo que ya hicieron en Navarra, apoyando a UPN, perdiendo la oportunidad de un gobierno de izquierdas, decente, con NA-BAI, no les pasará factura más adelante (al menos en tierras navarras) aunque hayan tenido la suerte que el tema no trascienda de las fronteras navarras aunque muchos tomáramos cumplida nota del robo.

Y vamos a la tercera opción, la preferida por los oyentes de la SER: el gobierno en solitario del PSE-PSOE sostenido únicamente por sus 24 escaños y con apoyos o pactos puntuales ¿de otras fuerzas políticas? Es decir, ante la imposibilidad de coaligarse, la segunda opción electoral, la perdedora, gobernará en solitario… Sí, a priori parece kafkiano, pero vamos por partes; ello presupone un cambio de cromos y repartir parte del pastel a un segundo partido, obviamente el PP, ya que ya os he dicho antes que con el PNV no computa, o lo que es lo miso y hablando en plata, nadie es tan gilipollas como para apoyar a un segundón que te quita el gobierno. Luego estamos en las mismas, el PP va a apoyar a un gobierno socialista.

Y es que antes de dar el paso, alguien debería explicarle al Señor López , alguien no borracho de poder y que no sea de su entorno, alguien no afiliado a su partido, que lo que sí permite la aritmética electoral y los juegos de pasillo, luego hay que saberlo gestionar y explicar a la ciudadanía. Así, miles y miles de vascos no van a entender por qué extraño cambalache el perdedor, el segundo, gobierna, y además lo hace en solitario. ¿Os imagináis a Rajoy de Presidente en 2004 cuando Zapatero no tenía mayoría absoluta? Menuda catarsis colectiva hubiera sido, vamos que hubiera acabado renunciando y exiliándose a Iraq. Por la misma regla de tres, cuesta entender una opción en la que un señor gobierna un país con 6 parlamentarios menos que su oposición y sin coaligarse con nadie. Me parece a mí que la presunción en el seno del PSOE está empezando a ser un poco insoportable.

Así pues, con la fórmula “Patxi alone”, lejos de arreglarse el problema vasco, que es ETA, van a dar alas a todos los nacionalismos vascos (abertzales, centristas y de la derechona opusiana); además, van a convertir la escena parlamentaria en un verdadero polvorín, donde el PSOE se deberá apoyar en el PP (y la tránsfugadesertora Díez (1 escaño) que a su vez intentará boicotearlo siempre que pueda. Mientras tanto, los 5 diputados de izquierda se mirarán la escena desde la grada. En resumen, a veces el poder, por sólo 4 años, no merece la pena. Si de verdad se creen lo que nos pretenden vender (que tienen un proyecto a largo plazo) no entiendo cómo van a aplicarlo en estas circunstancias, pues supongo que el señor López sabrá que no volverá a ser Lehendakari pasados los 4 años de marras, puesto que el PSOE – PSE en un gobierno en esas circunstancias, se descalabrará, sí o sí. Luego entonces, el poder por el poder vuelve a desbancar, una vez más, a la política de fondo. Y sino, que se lo digan a Touriño, lo cual me lleva a una última pregunta:

¿Por qué el PSOE o el PSC tienen tantas dificultades para moverse en gobiernos de coalición a la europea? ¿Por qué todo el mundo consideró en Galicia que la suma PSG y BNG no hacía un gobierno unido, sino un gobierno de segmentos (de cada uno por su lado) y por eso ha arrasado el PP? ¿Por qué el PSG o el PSC ningunean/han ninguneado a sus socios de coalición cada vez que algún tema espinoso los divide? Todo lo fácil que resulta al PSOE/PSC formar gobiernos de coalición, se torna en dificultades a la hora de gestionar el día a día de estos gobiernos. Por ejemplo, en Catalunya, el señor Montilla, Excelentíssim President de la Generalitat, debería tenerlo presente por aquello de cuando las barbas de tu vecino veas cortar… Los ciudadanos no somos imbéciles y nos damos cuenta que las cosas van como van, mal, que el govern tripartit en realidad es Pscpartit y eso no es lo que esperábamos. De coalición nada, pues quien manda es el PSC y los demás callan porque o bien chupan del bote, o bien patalean cuando pueden (o sea rara vez). Es decir, es el mismo mal del que aquejaba el gobierno gallego de Touriño y el BNG. Sin embargo en Catalunya hay una sensible diferencia con Galicia. Liberados los catalanes de los vapores tóxicos de Génova, la diferencia estriba en Artur Mas (el no adversario de Montilla), el cual no nos merece credibilidad alguna al 75% de la población y del que nadie entiende su permanencia al frente de CDC (también llamada CiU) tras perder dos elecciones que él, y solo él, insiste en que ganó. Aviso para Ibarretxe, no sea que le ocurra lo mismo.

En resumen, si Ibarretxe, Mas y mucha gente, deberían aprender, de una vez por todas, que la democracia parlamentaria tiene estos juegos que permiten al segundo formar gobierno; no es menos importante que el PSOE, sus federaciones y el PSC, aprendan que gobernar en coalición y/o en un escenario de derrota, debe ser administrado con tesón, sumo cuidado y atención a las formas, es decir, a sus socios. La gente, que es muy sabia, acaba por castigar estas coaliciones de perdedores cuando se empeñan en practicar la fea costumbre de gobernar creyéndose ganadores, ninguneando a sus apoyos. Esto le ha pasado a Touriño y le pasará a López, si opta por ser Lehendakari y no aprende de los errores de su partido; de igual modo que le pasará al PSC en cuanto CDC (también llamada CiU) se sacuda de encima al señor Mas (si no se extingue o se refunda antes).

En fin, aguardaremos al juicio del tiempo que éste sí que es inflexible y veremos donde deja a toda esta gente. Cómo me acuerdo de lo divertida que era la política catalana con Pasqual

3 Comentarios:

4 de marzo de 2009, 20:37 Francisco Galván dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
4 de marzo de 2009, 20:42 Francisco Galván dijo...

(Repito el post que estaba lleno de erratas)

Joder, santi, haces unos post tan largos que para opinar de todo lo que dices necesitaría un espacio similar. Solo te haré algunos apuntes, los más importantes para mí.
El primero es que el PNV quiere seguir manteniendo el lehendakari, lo que le imposibilita para alcanzar acuerdos. Como le ha recordado hoy Patxi López, el PNV no es la religión del País Vasco, sino un partido más. Le conviene, por higiene, pasar a la oposición (esto último lo digo yo)
Más, pero al hilo de esto: ya hace un puñao de años el PSE-PSOE ganó al PNV unas elecciones, pero sin mayorías absolutas. El Jáuregui, ante la intransiguencia del PNV los dejó gobernar (Ardanza). Esto no se volverá a repetir.
Más: el País Vasco es el lugar más raro del mundo. Allí los democristianos de derecehas (PNV) hacen coalición de gobierno con los rojeras de izquierdas (EB). ¿Por qué? Porque cuenta más el nacionalismo (de la boina, como te comenté por ahí en otro post) que la ideología política y la afinidad. Esta incongruencia le ha pasado factura a IU a nivel nacional, aunque no es la razón principal de su declive.
Lo más importante: ESPAÑA ES UN PUTO PAIS DE DERECHAS, aunque de vez en cuando tiene ramalazos hacia el centro izquierda (PSOE)
No olvides que aquí es donde se gritaba "vivan las caenas". Tiene cojones que los terratenientes, los amos y los señoritos ganen en Galicia, especialmente en la zona rural. Es una región atrasada, inculta y reaccionaria. Como España.

5 de marzo de 2009, 9:39 Santi dijo...

Jajaja me enrollo como una persiana. Me lo decís todos. A partir de ahora haré primera y segunda parte... No, la verdad es que es un defecto mío, que me enrollo y debería ser más sintético.

Yo creo que si en lugar de una Constitución timorata, hiperconservadora y con vacíos enormes calculados, se hubiera atacado el tema del Federalismo y el laicismo la mitad de los problemas de convivencia no existirían. Ahora no estaríamos hablando ni de ETAS, ni de tantas otras cosas, porque se asumiría que cada Estado forma parte de un Todo y tiene sus propias características. A mí también me da rabia que España sea, en esencia, tan conservadora y derechona, pero al menos se ha avanzado algo, y al menos las elecciones las gana el centro-izquierda (menos es nada); claro está que muchos de los que votan al PSOE déjalos correr porque xenófobos, homófobos y nacionalistas, muchos de la reserva nacional(ista) castellana, (para mí el peor de los 7 ó 8 nacionalismos que hay en la Península porque históricamente es el que ha dado gasolina al resto por su intransigencia)lo son un rato. En fin, lo fácil que sería respetar la cultura de cada cual y saber gobernar democráticamente en coalición...

Ah lo del PNV; también creo que debería pasar a la oposición. A CiU no le vino muy bien cuando le pasó, pero los catalanes descubrimos que Catalunya también era de todos y no una finca patrimonial de éstos. Y es que hubo un tiempo que muchos pensábamos que en lo Político-cultural Catalunya era de Pujol (dato: la bandera de su partido es la de Catalunya). Fíjate que a mi madre un día le dijo una señora: "a quién quiere que vote, al que es catalán, a Jordi Pujol"; éste se enfrentaba a Raimon Obiols!!!! cuyo nombre como puedes ver debe ser chino-taipei. En fin que en todas partes cuecen habas.