Pompeya, un viaje en el tiempo. II parte, el último día de Pompeii y Herculaneum


Ver la primera parte: Pompeya, un viaje en el tiempo. I parte, la historia de Pompeii

Una de las cuestiones que más ha fascinado acerca de Pompeya es el modo en que fue arrasada por una devastadora erupción del volcán Vesubio. Los temas que se plantean al respecto han sido, y aún son, muchos: desde la misma fecha de la erupción, hasta la discusión acerca del número y las razones de la gran cantidad de muertos, con cifras que oscilan entre los 2000 y los cerca de 5000 fallecidos. Tanto es así que sobre ésta cuestión se han hecho estudios, películas, series y recreaciones. El objetivo de este post es presentaros una de éstas recreaciones y abordar la cuestión, hasta ahora mal resuelta, de la fecha.


LA ERUPCIÓN DEL VESUBIO. EL PROBLEMA DE LA FECHA.

Una erupción del Vesubio acabó abruptamente con la historia de Pompeii un fatídico día del 79 d.C. Tradicionalmente se acepta que dicha erupción tuvo lugar el noveno día antes de las calendas de septiembre, es decir, el 24 de agosto. Sin embargo, una vez más, la Arqueología ha ido erosionando esta datación tradicional a partir de las distintas evidencias que han ido aflorando, las cuales apuntan en la dirección que la erupción tuvo lugar en otro momento, ya entrado el otoño. Por ejemplo, ¿cómo puede explicarse que los pompeyanos que huían de la catástrofe llevasen puestos vestidos de lana en pleno agosto? Del mismo modo, ¿cómo es posible que los frutos hallados en grandes cantidades y en distintas casas de la ciudad fuesen higos, nueces, olivas u avellanas, cuyo periodo de maduración es en septiembre? El caso del vino se suma a los anteriores ejemplos; conservado en los dolia, perfectamente sellados, al parecer los recipientes estaban totalmente repletos, no existiendo ningún dato que permita suponer que el vino era de la cosecha anterior. Todos estos datos apuntaban a que la fecha en cuestión fuese en algún momento de octubre (y no en agosto).

Pero el hallazgo en Pompeya de un denario de plata, descubierto junto a otras 173 monedas del mismo metal y 40 aúreas, parece despejar cualquier tipo de dudas al respecto. El denario en cuestión fue emitido por el emperador Tito cuando éste fue aclamado imperator por decimoquinta vez. Sabemos por un diploma militar del British Museum, datado el 8 de septiembre del año 79, que en esa fecha sólo había sido proclamado catorce veces; esta cronología queda confirmada por una segunda inscripción, procedente de Sevilla. Así pues, la fecha de la moneda impide datar la erupción en el periodo estival, por lo que ésta debe ubicarse en otoño, posiblemente entrado el mes de octubre o quizá noviembre.

Desgraciadamente, la Historia académica todavía se tomará su tiempo antes de corregir este tradicional error, por lo que no os extrañéis si seguís viendo durante muuuchos años, en manuales y revistas especializadas, la tradicional fecha de 24 de agosto todavía vigente.


EL ÚLTIMO DÍA DE POMPEII Y HERCULANEUM.

Respecto a otras muchas cuestiones y dudas que suscita la erupción vesubiana y la destrucción de Pompeii y Herculaneum, os propongo que disfrutéis del documental de ficción de la BBC: Pompeya, el último día. Dirigido por Peter Nicholson y basado en investigaciones científico-históricas, constituye una genial y entretenida aproximación al tema, muy útil para preparar una visita a los yacimientos, o incluso complementar el estudio de las asignaturas de Historia Antigua o de Arqueología.

Pompeya, el último día recrea las últimas 24 horas en la vida de Plinio el Anciano (Tim Pigott Smith), Stephanus (Jonathan Firth), Julio Polibius (Jim Carter), Fortunata (Rebeca Clarke), Celadus (Robert Whitelock) y Plinio el Joven (Martin Hod-gosn), todos ellos personajes reales que murieron en la explosión vesubiana. Mientras transcurre una tranquila jornada en la bulliciosa ciudad de Pompeii y en su vecina ciudad balneario, Herculaneum, la tragedia comienza a mascarse a sólo 12 kilómetros de allí, en el interior del monte Vesubio que hasta esa fecha había permanecido dormido durante siglos. Tanto es así que ni siquiera los habitantes de Pompeya sabían que se trataba de un volcán. A las 10 de la mañana los primeros signos de su regreso a la vida se hacen notar. Un regreso que, en 24 horas, borrará la ciudad del mapa para siempre…

El documental se puede adquirir en DVD, o bien descargarlo en buena calidad de Internet (emule o un vídeo en Youtube.com pompeya ultimo dia que consta de 6 partes. Para los que no puedan o quieran adquirirlo, aquí os dejo las dos partes (aunque no en muy buena calidad de vídeo) para que lo podáis visionar cuando os venga bien.



PRIMERA PARTE:



Videos tu.tv

SEGUNDA PARTE:




Videos tu.tv


Imágenes inferiores: Algunos moldes -o calcos de yeso- de las víctimas de la masacre. Son moldes que se extrajeron de los huecos que había dejado la lava; huecos formados al, literalmente, evaporarse los cuerpos debido a las altas temperaturas y la rápida solidificación de la lava. La impresión que produce verlos, permite comprender el completo horror que tuvo lugar en Pompeya aquel día de otoño del 79 d.C. Son la viva imagen del desastre de Pompeya y Herculano.



...CONTINÚA EN LA TERCERA PARTE: os facilitaré algunos datos prácticos, para acabar presentándoos un trabajo fotográfico de 500 fotos que permite hacer una completa visita virtual por las excavaciones del yacimiento arqueológico de Pompeya. Espero que os guste…Pompeya un viaje en el tiempo III parte: 500 fotos.

5 Comentarios:

23 de marzo de 2009, 17:49 Juan Carlos López dijo...

Bien. Venga esa tercera entrega.

Lo que hace la numismática, ¿verdad?

Si vas a hablar de transportes, el sistema de los mismos en la Campania es, curiosamente, envidiable. O lo era hace dos años.

23 de marzo de 2009, 17:50 Juan Carlos López dijo...

¡Ah!: y también los bonos para visitar los yacimientos.

23 de marzo de 2009, 17:57 Santi dijo...

Jaja, poco sé de abonos... pues yo entro gratis. Para algo me iba servir llevar ochocientos millones de años estudiando Historia.

23 de marzo de 2009, 23:43 Juan Carlos López dijo...

Lo de los enlaces ya está solucionado, como podrás observar.

24 de marzo de 2009, 13:59 Francisco Galván dijo...

Muy bueno de nuevo, Santi. Tiene gracia que a Tito lo reproclamaran tantas veces, cuando no gobernó tantos años, si no recuerdo mal. se ve que las elecciones el imperio romano no eran cada 4 años. Lo mejor de Tito fue que destruyó Jerusalén, incluido el templo, ciudad que es el orgen de casi todos los males de la humanidad. ¿No habrá otro Tito para el vaticano?

Me bajaré el vídeo para verlo tranquilamente en la tv.

Aguardamos la tercera entrega...